Entradas etiquetadas como rita barberá »

La tarde no se planteaba mal del todo. Estábamos trabajando en una serie de nuevos proyectos que llevamos entre manos, se inauguraba el festival FILE en Sao Paulo dónde está nuestro Bannertube y @emilinjarsey nos llamó para ir a tomar una cervecita con él y @vrupu. Pero, cosas de Internet, nos vimos perdidos en el hipertexto.

Entramos a muerte con esta entrevista de Borja Hermoso a Consuelo Císcar (directora del IVAM en Valencia). Lo primero, una presentación, en su museo, con una escultura:

Borja Hermoso: Tienen buena relación, el “Arriba España” y usted…
Consuelo Císcar: No podría vivir sin él.

Se refiere a su peinado, por cierto. Me alegra saberlo, pero bueno, ya se encargó de hacérnoslo saber con una exposición sobre su peluquero en el IVAM.

Y es que ya sabemos que el chovinismo onanista es la marca identitaria del arte valenciano. Lejos quedó Sorolla. Ahora se lleva más Ripollés y su escultura que ahora está inspirada en Carlos Fabra, ahora no. En su retiro en Burriana debió cambiar de opinión. Aquí podemos verle durante su proceso de reflexión.


 

 

 

Algunas Citas de Juan Ripollés:

Genio.”

Sustantivo varias veces utilizado en su web Ripolles.es

Lo importante para un artista es construirse un mundo interior.”

“Cuando estoy creando vivo en un mundo sin ley. La ley soy yo, ésa es mi gran libertad.”

“Mis esculturas no tienen delante y detrás. No me pregunten por qué. Ni yo mismo lo sé.”

No lo parece, pero hay muchos metros de cobre y vale muchos ‘dineros’.

Llegados a este punto me cansé de “arte valenciano” y me di un paseo por Twitter, a ver qué me podía aportar a la tarde. Así, de entrada, me encontré con este Tweet de @autodidacta:

Y este es el trailer:

http://www.youtube.com/watch?v=M-H2u8RmCx0

¿Qué? ¿Cómo se os queda el cuerpo? Buena mierda, ¿no? Por cierto, volviendo a las relaciones institucionales del arte, resulta que el guión está firmado por Garci y nuestro flamante fiscal general del estado.

Como en la película encontré la siguiente línea de diálogo:

¿Qué sabe de España, Holmes? Y no hace falta que se remonte a la pobre Catalina de Aragón.

Y veía que ni en Madrid ni en Valencia, pues me fui a mis tierras, Aragón, a ver si allí encontraba un oasis hipertextual en mi tarde de vaivenes artísticos. Pero para mi sorpresa, allí volví a encontrarme con Ripollés escuchando unas jotas.

Puestos a navegar en círculos, pues me dejé llevar por la corriente y descubrí que el CSIC está en suspensión de pagos, que en las olimpiadas iremos vestidos como si el encargo se lo hubiesen hecho a Ripollés, y que en Foro Coches defienden al artista valenciano.

Antes de irnos a las cervezas descubrí una iniciativa, #FreeSevigny, para que Chloe Sevigny se mude al barrio de Pinilla en León. Así salí de casa menos airado.

Autor: Carlos
Publicado en: culturas libres

Hacía ya tiempo que no publicábamos uno de nuestros posts «políticos» pero a la vista de algunos acontemicimientos que estamos viviendo en los últimos meses creo que no estaría de más. En estos días, cuando ya parece que la #spanishrevolution está coleando, o intentando reconvertirse en un movimiento global (qué miedo), parece que entre tanta consigna revolucionaria se nos han pasado por alto algunas cosas.

El dia 19 de Septiembre supimos por una carta de Josetxo Cerdán, director artístico de Punto de Vista, que el gobierno de Navarra amenazaba con cancelar el festival (parece que finalmente han conseguido llegar a un acuerdo y Punto de Vista pasará a ser un encuentro bienal). Tan sólo unos días después Rita Barberá, anunciaba que la Mostra de Valencia con 33 años de historia se acababa a causa de la crisis. A esto podríamos sumar una pequeña anécdota que sucedió en la última edición del festival de San Sebastián en la que su nuevo director, José Luis Rebordinos, justificaba la existencia del mismo a través de su blog respondiendo a un individuo que a través de twitter lanzaba la siguiente perla: “Una reflexión para artistas y organizadores del festival: Mientras lucen palmito en su alfombra roja, la gente que durante el año va al cine a ver sus películas, se queda sin casa, sin trabajo, sin comida y sin derechos. No van a hacer nada??”

Evidentemente cada caso tiene sus particularidades y debo confesar que entre el fin de la Mostra y el de Punto de Vista, siento mas aflicción por uno que por el otro pero lo que debería preocuparnos ahora no es eso. Lo que me cabrea soberanamente es que al abrigo de una crisis económica se esté creando una especie de consenso popular sobre la utilidad de los eventos culturales. O tal y como formularon en Blogs&Docs de manera contundente “¿Por qué [la cultura] ha dejado de considerarse un derecho para pasar a ser un recurso?”

No entraré a comparar con datos precisos el impacto económico que un festival de cine provoca en una ciudad porque me parece tan obvio que debería darnos hasta vergüenza tener que acudir a este argumento para convencer a los escépticos. Otro tanto, si habláramos de la cantidad de puestos de trabajo que genera de manera directa o de manera indirecta fomentando la distribución de películas que sin ellos, ni siquiera existirían. No. Por muy fácil que sea, no voy a acudir a la relación de los festivales de cine con el modelo de industria cultural que este sistema que, ahora se nos esta cayendo encima, ha construido y consolidado. No. Creo que hoy es mucho más importante hablar del empobrecimiento ideológico que este tipo de políticas revela mientras a los políticos se les llena la boca modificando planes de fomento cinematográfico o leyes ridículas para proteger los derechos de autor.

El problema ya no es que se realice una «purga» de eventos culturales que se han multiplicado en los últimos años (algunas veces sin mucho criterio, todo hay que decirlo), el problema son los argumentos que se utilizan para ello. El hecho de que ante una crisis económica se practique la patente de corso me parece, sencillamente, aberrante. No solo es que los políticos ni si quiera se molesten en argüir por qué, cómo, en resultas de qué debate se han tomado esas decisiones, a la luz de qué datos… Lo que me parece espeluznante es que la opinión pública, la de aquellos que no se ven directamente afectados por estas decisiones, parece consensuarlas. ¿No nos rebelamos los demás ante los recortes en educación, en empleo público, en salud? ¿No hemos estado indignándonos en la calle, en internet y en las puertas del congreso ante reformas políticas inaceptables? ¿Qué pasa entonces con tanta indignación cuando le toca el turno a la cultura ?

Sí, lo sé. Es una pregunta demasiado peliaguda y estamos todos muy cabreados. Cada día más y si salimos con el argumento de las necesidades primarias… En fin tendríamos que definir primero qué se considera primario, porque quizá entonces ninguna clase de debate político tuviera cabida. Lo que preocupa y mucho es pensar qué ha pasado en esa España que lleva 30 años moldeando la generación más preparada de su historia para que ahora a nadie le preocupe que «los gafipastis» pierdan su semana de fiesta, para que la programación rigurosa se tilde de elitista, para que anular festivales de cine se convierta en un acto impúdico o en una solución para la crisis.

pd: debo agradecer la grandísima imagen que acompaña este post a Rafa Esteve Casanova que la hizo y a Armando Zaragozá que la compartió en su Facebook.

Autor: Elena
Publicado en: dossieres lacasinegra vs Las democracias caducas

Hace poco leí que Valencia podría llegar a ser la nueva Sicilia, tienen un clima parecido, están en el Mediterráneo, y además los niveles de corrupción se toleran y aceptan por los ciudadanos, una de las causas es que no hay una élite intelectual fuerte y con presencia que pueda hacer crítica de ello, por otra parte se corre el peligro que la oposición acabe utilizando las mismas tácticas, y por tanto, se conviertan en lo mismo.

Pensando en ello revisé el último viaje que hice a Sicilia a ver si encontraba alguna similitud, concretamente pasé unos días en su capital, Palermo.

Justo ayer Camps, Rita Barberá, Stephen Odell (Presidente de Ford Europa) y Miguel Sebastián ministro de Industria brindaban con zumo de naranja (o Agua de Valencia, por el color es difícil distinguirlo), la mayor inversión del automóvil en España (buena noticia), con una inversión del 11% del total, mediante ayudas públicas aportadas conjuntamente por el Gobierno central y el valenciano. “El máximo que permiten las autoridades comunitarias”. Los nuevos modelos de Ford siguen siendo a gasolina y muy atractivos. El todoterreno Kuga, su diseño robusto y moderno, evocan cierta sensación de “vehículo dispuesto a todo”, unas grandes luces y unas placas protectoras en la parte frontal y en la parte posterior entre ambos tubos de escape. La furgoneta, TransitConnect, con sus dimensiones perfectas y su gran resistencia, no cabe duda: la nueva Transit Connect ha sido diseñada para trabajar, con un exterior novedoso, elegante y atrevido. Y el Ford C-Max y Grand C-Max 2010 con los nuevos motores EcoBoost sistema de inyección directa de gasolina y turbocompresor, que según parece reducen el consumo un 20% a un 30% (no está del todo claro).

Resulta que ninguno de estos coches es eléctrico y uno de los mayores problemas económicos que tenemos son los barriles de petróleo que no podemos pagar, espero que los coches eléctricos vengan pronto tal y como anuncian las inversiones que dicen que se están haciendo, de lo contrario estos pasos intermedios coyunturales francamente sigo sin entenderlos.

Ahora mismo en Barcelona no paran de pasar helicópteros, la última vez iban hacia arriba y ahora hacia abajo, voy a ver si es que están invirtiendo en helicópteros solares.

Autor: Lol
Publicado en: anecdotario proyectos
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas