Entradas etiquetadas como Reyes Magos »

espectro(Del lat. spectrum).
1. fantasma (‖ imagen de una persona muerta).

Hoy se celebra el día de S.S.M.M. Los Reyes Magos de Oriente, espectros de nuestra cultura nacional catolicista. Ayer me encontré, como el año anterior, atrapado por la vorágine de padres y niños que volvían a sus casas con los bolsillos repletos de caramelos. Pero bueno, esas es otra historia (al final conseguí llegar a la estación y coger el tren).

Los Reyes Magos me han hecho pensar en el aura fantasmagórica que envuelve a todo lo que viene de Oriente, de lo difícil que es conseguir una imagen clara de esos mitos y espectros que nos agasajan o amenazan. Nadie tiene una imagen de los Reyes Magos, al igual que nadie tiene una imagen fiable de la muerte de Bin Laden, ese último espectro oriental. La leyenda puede agrandarse el año que viene con el estreno de la nueva película de Kathryn Bigelow, a tenor de lo que leo hoy en El País.

La película, de título Kill Bin Laden, se centrará unicamente en los acontecimientos que rodearon la muerte del terrorista y está envuelta en polémica porque su estreno coincide con las elecciones presidenciales de 2012, en las que Obama puede echar mano de su mayor éxito como presidente para conmover al electorado. La administración americana no quiere mostrar las grabaciones que tiene de su muerte, por pudor o por temor a la reacción de la opinión pública internacional, pero se especula con la posibilidad de que se quiera servir de Hollywood para dotar de mayor épica y leyenda a la caza, captura y muerte de Bin Laden entre los americanos de a pie. Digamos que en USA son conscientes del valor de la imagen, pero prefieren echar mano de la ficción que de la realidad, construirse una historia a medida. Igual que en su momento construyeron la cara de Bin Laden a medida con aquella infame imagen que distribuyeron los servicios secretos y que provocaron el resquemor de algún que otro político español. El mismo caso que Los Reyes Magos, cuyos rostros, en el imaginario infantil, están compuestos por los rasgos de todos aquellos que alguna vez se disfrazaron de Melchor, Gaspar o Baltasar.

Además, si los Reyes Magos hicieron su aparición estelar en aquel portal de Belén, el millonario saudí lo hizo aquel 11 de Septiembre de 2001, con su confesión ante las cámaras desde las montañas de Afghanistan. La imagen, o el espectro de Bin Laden (siempre se especuló sobre si estaba vivo o no), está, y estará en nuestro imaginario rodeado de esas montañas desnudas dónde se escondía. Tanto la imágenes del 11S como la confesión de Bin Laden ante las cámaras están y estarán siempre rodeadas de un aura de conspiración. Con una simple búsqueda en Youtube se puede acceder a miles de teorías desmontando tanto el 11S como la confesión de Bin Laden.

La muerte de Bin Laden se ha convertido ya en un clásico moderno sin imágenes (¡en el siglo XXI!). Lo más parecido a una imagen de su muerte que tenemos es la imagen de Hillary Clinton y Obama con cara de susto viendo la operación militar que acabó con la vida del terrorista.

A falta de imágenes documentales de su muerte, el siglo XXI nos permite utilizar gráficos sintéticos para mostrar su muerte, casi como el Machinima, un Call Of Duty “basado en hechos reales”. Aquí algunas versión en 3D de los mismos eventos:

O reconstrucciones basadas en la propia cultura americana o como críticas contra el poder.

O reconstrucciones con influencia cinéfila.

O incluso para reconstruir el aspecto del cadáver de Bin Laden. Miles de imágenes fueron volcadas a la Web tras su muerte, algunas con más acierto, otras con menos.

O las celebraciones y el merchandising derivado.

En definitiva, que se ha creado toda una imaginería y la leyenda crece, como los Reyes Magos, para los que nos empeñamos en crear imágenes de modo que los niños sigan creyendo en ello. ¿Y tú, crees en Bin Laden o no? Yo esperaré a ver la película de Kathryn Bigelow porque lo demás son sólo espectros.

Autor: Carlos
Publicado en:

Recuerdo la primera vez que fui a votar. Tenía toda la ilusión del mundo. Ya era mayor de edad y podía ejercer mi derecho al voto como ciudadano libre. Fui en compañía de mis padres y al llegar al colegio electoral que tenía asignado, no sabía muy bien que debía hacer. Mi padre me indicó los sencillos pasos que tenía que seguir. Sobre blanco con papeleta blanca, para la elección del congreso, y sobre naranja con papeleta naranja, para la elección del senado. Otra gran lección vital.

Tras las últimas elecciones he descubierto algo que llevaba tiempo sin querer ver. He tenido la misma sensación que aquel día en el que descubrí que no existían ningunos personajes capaces de colarse a hurtadillas en mi casa cada madrugada del 5 de enero para dejar unos regalos bajo un árbol. He vuelto a perder la ilusión. Esta vez me he dado cuenta de que aquellos que escondían los regalos bajo su cama para ponerlos unos días después bajo un árbol, son los mismos que inventaron y me hicieron creer durante un tiempo en la democracia.

Autor: carmelo
Publicado en:
11 ene
11

afterkings

Parece que se ha acabado la Navidad, ahora queda ¿qué hiciste en Fin de Año?, ¿dónde pasaste la Navidad?, ¿qué tal la familía?, ¿qué te han traído los Reyes?…
Pero nosotros nos quedamos en la Noche de Reyes, aún estamos esperando los presentes, os dejamos dos anécdotas de aquella noche, en breve colgaremos alguna más (cuando las acabemos de editar).

-Parece que se acaba el desfile de Reyes.

-Sí, sí, se ha acabado. Vamos a casa.

FIN

Nos quedamos pensando en una cita de Duane Hanson.

A todo el mundo le gusta observar a los demás, pero se sienten culpables por ello.

Autor: Lol
Publicado en: anecdotario proyectos

Si creer en los Reyes Magos representa la ilusión y la inocencia infantil, yo la perdí con siete años. Esa noche lloré, y mi hermana, que tenía uno menos, más aún. Mi prima mayor nos reveló una verdad que hizo que se nos encogiera el estómago. Ya la he perdonado. Ahora viajamos en el tiempo hasta la navidad pasada, soy estudiante de la ECAM y debo realizar una fotonovela navideña. Pido ayuda a Elena y Marcelo. Queremos llevar a cabo una pieza que reaccione contra el hastío que nos producen los corsés y las normas audiovisuales. Necesitamos hablar de nosotros, de nuestras ilusiones y miedos. De cómo imaginábamos el futuro y cómo aceptamos con resignación este presente fracasado. Es una navidad dura en la que hemos aprendido cuánto duele perder a seres queridos -la lección definitiva para convertirnos en adultos cínicos y descreídos-. Echamos mano de materiales que no eran otra cosa que crónica desencantada de nuestra vida: El hombre que casi conoció a Michi Panero, Más que a mi suerte9 cartas a Berta… Apenas conocemos a Basilio Martín Patino pero lo sentimos nuestro. Divisamos una línea de fuga que une lo que somos con aquellos que soñamos ser. Y surge la primera expropiación. Sí, nos expropiamos a nosotros mismos para recontruir nuestra memoria, nuestras ausencias… nuestra identidad. Y nos damos enteros, no reservamos ni un pedazo de nosotros. Creo que, por primera vez, nos arrebatamos. Sentimos el cine como un medio libre que nos permite transferir nuestra esencia en imágenes y comunicarnos con el otro. Algunos meses más tarde surge lacasinegra -que llevaba mucho tiempo gestándose-. Hoy se cumplen veinte años de mi pérdida de la inocencia y uno de nuestra toma de conciencia como adultos definitivos. Además echo de menos al Moreno. Lo único que me queda es entonar un réquiem por todo lo que perdimos o aquello que ya nunca tendremos.

Autor: gabriel
Publicado en: expropiaciones proyectos
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas