Entradas etiquetadas como remix »

El 6 de abril de 1968 Stanley Kubrick estrenó 2001: A Space Oddysey en mitad de la carrera espacial entre la Unión Soviética y los Estados Unidos. El espacio se presentaba como la última frontera por conquistar, quién la cruzáse primero sería no sólo amo y señor de la Tierra sino también del Universo. La película de Kubrick incrementó las ansias de los países occidentales por ganar esta particular carrera dejando entrever que allí se encontraba el futuro de la humanidad. La conquista de tan altisonante reto fue de los Estados Unidos.

El aterrizaje de la nave Apollo 11 sobre la Luna se produjo el 20 de julio de 1969. Tan solo unos días antes, el 20 de Junio, David Bowie grababa la canción Space Oddity en los Trident Studios de Londres, siendo lanzada como single unos días después para aprovechar el tirón de la llegada a la Luna. La BBC utilizó la canción durante la retransmisión del aterrizaje en la Luna como fondo musical a pesar de que Bowie no estaba seguro de que fuese apropiada. La canción hablaba sobre un astronauta (Major Tom) que dejaba de tener contacto con el centro de control terrestre (Ground Control) y entraba en una especie de éxtasis sideral, y Bowie se preguntaba qué pasaría si la misión lunar acabara en desastre, ¿podrían culparle de gafar la misión? Además la escribió tras asistir a varias proyecciones de 2001: A Space Odyssey completamente fumado. En cualquier caso, a pesar de las dudas del cantante, la promoción le iba como anillo al dedo y terminó permitiendo el uso de la canción en la retransmisión del alunizaje.

Tres años después, en diciembre de 1972, Mick Rock dirigió este videoclip para la canción Space Oddity.

El 23 de enero de 2009 Duncan Jones, el hijo de David Bowie, estrenó Moon, la enésima “nueva 2001” con una estética y temática similar a la del video clip de la canción de su padre.

Yo ví Moon de una copia pirata bajada de internet y aunque aguanta el tirón del paso de los minutos, no resiste a una comparación con la canción de su padre o la película de Kubrick. Yo creía que Bowie se había basado en otra película de Kubrick, Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb, pero en una discusión a la hora de comer sobre el origen del nombre de usuario de Twitter @comandanteTom_ he descubierto que, aunque se basaba en una película de Kubrick, no era esta, sino 2001: A Space Oddysey. El origen de @comandanteTom_ supongo que es la canción de Bowie, aunque ellos podrán aclararnoslo mejor.

La revista Jot Down ha twitteado esta ingeniosa frase: “La clase media son los padres”.

David Bowie es el padre de Duncan Jones.

Autor: Carlos
Publicado en: música filmada

Este fin de semana tuvo lugar el evento Meet Commons en @_lanave de Madrid. Durante tres días se debatió, se comió, se paseó y se bebió. Para la ocasión preparamos un clon de nuestro BannerTube, el MeetCommons|TUBE. Es un sistema que recoge todos los tweets con fotos que se cuelgan en Twitter con el hashtag #meetcommons. De esta manera se crea un mosaico de fotos y tweets en la página web de MeetCommons|TUBE. Al mismo tiempo, el sistema, relaciona cada foto y cada tweet con un vídeo de Youtube elegido a partir de las palabras incluidas en el tweet. Es decir, cuando el sistema detecta un tweet con el hashtag #meetcommons, por ejemplo cuando @Josemiguelhs publica el siguiente tweet: “Fin de la sesión matinal en el #meetcommons muy productiva e interesante” a la que adjunta una fotografía de la sesión matinal, el sistema coloca la foto y el tweet en el mosaico de la página web MeetCommons|TUBE y hace una búsqueda en Youtube a partir de las palabras del tweet como palabras clave, en este caso: Fin, sesión, matinal, productiva e interesante. Al clickar sobre la foto incluida en el mosaico se reproducirá el vídeo que ha devuelto esa búsqueda, en este caso el vídeo “1ª Sesión Matinal (9.00 h.) – Jornada 1 – Campeonato España” .

Para nosotros esta es la manera de crear un relato (como cualquier otro) de lo que fue el #meetcommons. Esos vídeos, que nada o poco tienen que ver con el Meet Commons, crean una crónica surrealista, extrema, diletante e incluso hilarante del Meet Commons.

Como a veces no llegamos a comunicar correctamente nuestros proyectos, hemos decidido poner un ejemplo de uno de estos relatos generados en MeetCommons|TUBE a modo de crónica del evento para que se entienda mejor su funcionamiento. Esta es una de esas posibles crónicas extraídas de allí y contada a través de los tweets y sus vídeos relacionados.

@skotperez nos contaba que estaban preparando el espacio en @_lanave.

Mientras @paistransversal, @basurama y @cumulo_limbo daban los últimos retoques a las gradas del Campo de Cebada.

Y @cpr_ nos mostraba a un General condecorado del Meet Commons.

Cuando @arcosin entraba por la puerta.

Esa noche @urbanohumano y los asistentes estuvieron viendo nuestras expropiaciones.

Al día siguiente comenzamos juntándonos con la familia y ofreciéndonos o solicitando según nos contaba el organizador @thinkcommons

Llegó la hora de comer y @urbanohumano nos avisó.

Mientras @oblomobka preparaba su impresora 3D para la demostración.

Durante las reuniones @eiza dibujó su propia contribución a las #visionesanalogicas del Meet Commons.

Estuvimos escuchando y viendo la anécdota de @laanecdota.

@BurningJak se acercaba a @_lanave cruzando el parque del Retiro.

El domingo desayunamos.

Y a mediodía @paaq nos contaba como los jóvenes se sentaban alrededor de una mesa y contaban historias de Youtube como colofón del Meet Commons.

De esta manera hemos creado esta crónica de un fin de semana de Meet Commons por medio de perras espaciales, Audrey Hepburn, grupos punk y escatológía, clásicos vídeos recopilatorios de caídas y documentales soviéticos. Y aunque esta es una de esas posibles crónicas, existen otras muchas colgadas en el MeetCommons|TUBE que pueden estar compuestas de eventos deportivos, diarios filmados, videoclips, manifestaciones o peleas legendarias. Solo hay que entrar y crearse una propia.

Autor: Carlos
Publicado en: BannerTube culturas libres

No se les podía haber ocurrido un mejor título. Desde ayer y hasta el 15 de Abril los amigos de Zemos’98 ofrecen una respuesta contundente de amor en medio de la(s) guerra(s).

Aquí podéis ver el intenso programa que se desarrollará estos días en Sevilla en torno al amor. A caso la única cuestión que debería ocuparnos cuando ya no dejan que nos ocupemos de nada más.

Copylove no sólo es el título de la nueva edición del festival Zemos’98, también es el nombre de las residencias que se han desarrollado desde el mes de Febrero en torno a los afectos comunitarios que están en la base del procomún. En otras palabras: una apuesta clara por volver a lo esencial de la cuestión, al margen de discursos vacíos, de párrafos enrevesados y de estrategias demagógias. Sólo una consigna: volvamos al amor.

Para los que no pueden desplazarse a Sevilla: Zemos’98 en directo.

Autor: Elena
Publicado en: culturas libres

Busco … al autor.

Jean Giraud “Moebius”, Inside Moebius, Tomo 1

Esta semana ha muerto Jean Giraud “Moebius”. He de reconocer que, aunque en alguna ocasión había coqueteado con su obra, nunca me había metido de lleno en ella. Hace unas semanas fue mi cumpleaños y @grrdhh me regaló Inside Moebius Tomo 1, una especie de “autobiografía” de Moebius. A raíz de su muerte decidí, al fin, leerlo. No es que no quisiera antes, es que no era capaz de mantener la atención. Me gustó especialmente un fragmento del primer capítulo y he querido usarlo para una idea que me rondaba la cabeza desde que hicimos BannerTube. La idea era más bien una pregunta: ¿Es posible hacer una pieza audiovisual que sea una adaptación literaria hecha a partir de una reducción a tags de su narrativa?

El sistema es sencillo, coger los diálogos o “bocadillos” del fragmento del cómic, intentar resumir cada línea o cada dos a una sola palabra que lo defina (un poco como el inglés navajo de Film Socialisme) y utilizar esas palabras clave para buscar vídeos en YouTube. Una vez hecha la búsqueda, bucear entre los resultados y seleccionar el más apropiado para la narrativa, descargarlos, meterlos en un software de edición y editarlos. Por último, incluir las líneas de diálogo a modo de subtítulos.

Aquí tenéis el cómic original con los diálogos sustituidos por las palabras clave. Junto a cada una de ellas, en el círculo azul, la posición en la que aparecía el vídeo que terminé utilizando en la búsqueda en YouTube.
Nota: No incluyo los enlaces a los vídeos originales con los que se ha creado la expropiación puesto que considero más interesante que quien tenga interés haga el ejercicio de búsqueda en base a las palabras clave y posición de resultado que he incluido en las viñetas originales.

 

Autor: Carlos
Publicado en: expropiaciones proyectos

Hace unas semanas me encargaron elaborar un vídeo de despedida para una anestesista que se jubilaba. La idea era que generara un relato a partir de vídeos y material gráfico que los compañeros de la doctora me facilitarían. Todo hacía indicar que hablábamos de una operación limpia: entrar, montar y salir con el dinero en la mano; pero no fue así. El encargo se empezó a torcer al comprobar que el material prometido se reducía a bustos parlantes que se despedían de la susodicha sin demasiada ilusión -como si la persona al otro lado de la cámara se lo hubiera pedido por favor- y a una lista de secuencias de películas entre las que se encontraban Moulin Rouge o Titanic. Yo avisé a los médicos de que con ese material y el poco tiempo de que disponíamos no esperaran grandes alardes, no pareció preocuparles. Ah, se me olvidaba, en esta trama hay un elemento que yo siempre creí Macguffin pero que terminó siendo clave: otro vídeo de despedida que alguien había editado un par de años antes con motivo de un breve período de exilio que el médico portavoz de mis clientes pasó en África desempeñando tareas humanitarias.

Para no extenderme mucho más en mis vicisitudes como mercenario del audiovisual, os diré que el resultado final, sin ser brillante, era apañado a pesar de que mis clientes, desoyendo mis consejos, me obligaron a montar todas y cada una de las despedidas del personal del hospital, lo que suponía más de dos tercios del montaje final y un soberano coñazo. Nada de seleccionar los momentos más emotivos o que mejor transmitieran el sentir general de los compañeros hacia la anestesista. No, tenían que salir hablando todos que para eso habían puesto pelas en el bote. La situación me recordó a una anécdota que José Luis Escolar nos contó una vez en clase sobre un fondo fiduciario de dentistas que invirtieron sus ahorros en la producción de una película de Terry Gilliam -de la que Escolar era ayudante de dirección- y entre los términos del acuerdo consiguieron que se les permitiera visitar el rodaje en grupo. Ese día, claro está, todos se sintieron magnates de Hollywood y vacilaron a su señora e intentaron beneficiarse a la del prójimo.

En el par de días que tuve, intenté elaborar un montaje lo más emotivo y divertido posible y les envié una primera versión para que me dijeran lo que les parecía. Cuando recibí la llamada del médico representante del comité productor esperaba que me diera las gracias por la diligencia con que había resuelto el entuerto y que me emplazara a una última reunión para entregar materiales definitivos y cobrar. Pero no, lo que escuché fue una diatriba que empezó en el nerviosismo para culminar en la furia y que se sostenía en dos argumentos: el hecho 1 -verídico- de que alguna de sus ideas de puesta en escena habían sido desestimadas y el hecho 2 -no contrastado pero imagino que también verídico- de que el vídeo era diferente al que le habían hecho un par de años antes con motivo de su viaje a África en funciones humanitarias.

Su conclusión fue algo maleducada pero tremendamente lúcida: para poner un plano detrás de otro podría haber editado el vídeo él y haberse ahorrado la pasta. Poco pude añadir yo a eso. A los pocos días, me enteré de que el mismo portavoz de los médicos había alterado manualmente el montaje del vídeo durante la proyección que tuvo lugar en la cena de despedida para dejar su locución como cierre. Me hizo gracia ser expropiado y que el vídeo de despedida de la anestesista se convirtiera en una obra libre.

Saco a relucir esta anécdota porque la charla que lacasinegra propone mañana en el marco de Think Commons se sostiene sobre dos pilares:
– el cuestionamiento de la función social del cineasta en un contexto en el que todos generamos, procesamos y consumimos imágenes en cantidades ingentes,
– la inexorable extinción de la figura del autor en la acepción que le dan los mercados, o al menos de parte de sus derechos,
y ambos pivotan sobre el concepto de prosumidor audiovisual, esa figura que, en mis días buenos, me hace creer que va a terminar arrebatando a los núcleos de poder la exclusividad de elaborar el relato de la Historia, haciendo que la generación y transmisión del conocimiento se lleve a cabo de una forma más horizontal; y en los malos, me parece un tío con ínfulas que piensa que pagarle a alguien para que pegue un plano con otro es tirar el dinero.

Autor: gabriel
Publicado en: culturas libres expropiaciones lacasinegra vs Las democracias caducas

Estos últimos días me he dedicado a revisar todas las expropiaciones que hemos ido haciendo desde que creamos lacasinegra. Será porque nos hacemos mayores, porque estamos en la época de las conmemoraciones, las efemérides y en la que deberíamos haber asumido qué somos y hacia donde vamos.
Haciendo este ejercicio de nostalgia prohibitiva me he preguntado cuál es la novedad de este proyecto si es que plantea alguna con respecto a las prácticas clásicas del foundfootage o sencillamente a los vídeos que de forma anónima la gente cuelga en YouTube.

Investigando por ahí, me he encontrado con esta cinemateca on line dedicada principalmente a crear una memoria digital de esas películas familiares que nunca estuvieron pensadas para salir del fondo de un armario. ¿Qué es lo que nos atrae tanto de estas imágenes que nos hablan desde otro lugar, desde otro momento y desde otra lógica? Algunas veces pienso que lo único que hacemos es buscarnos de manera compulsiva siempre en las imágenes de los otros, como si fuera a aparecer de entre las sombras un primo lejano, nuestra madre cuando era joven o nosotros mismos desde otro lugar mirándonos a los ojos.

Hoy, no sé por qué no puedo dejar de mirar este vídeo de una boda de gente que no conozco, que va a visitar a sus muertos tras casarse como nosotros visitamos las películas que nunca haremos.

Autor: Elena
Publicado en: expropiaciones Observaciones

El Festival CC MAD nos ha aclarado algunas dudas sobre el post que publicamos el pasado 4 de enero, así que pasamos a corregir algunos detalles. Corrección 11 de enero de 2012.

Acaban de abrir la convocatoria CC MAD, festival de cine en Creative Commons de Madrid. Una convocatoria abierta hasta el 18 de enero para cortos olvidados que no encontraron difusión en su momento. Para participar tienes que licenciar la obra con alguna de las licencias de Creative Commons.

La pega es que limitan su tiempo y su espacio a 15 minutos y a realizadores afincados en Madrid (supongo que esto sirve para limitar una gran afluencia de obras).

Este festival está basado en BccN Creative Commons Film Festival, Festival de cine BAJO LICENCIA CC BY-NC-SA 3.0 (Atribución / No Comercial / Compartir Igual), y bajo la premisa COPIA ESTE FESTIVAL. Esto significa que el propio festival se puede descargar copiar, remezclar, distribuir y proyectar de manera gratuita en cualquier lugar del mundo.

Para fomentar que otras organizaciones puedan “copiar” el festival, el equipo de BccN facilitará el contenido, la selección de películas en alta resolución, subtítulos, videoconferencias, las condiciones técnicas, contactos con los directores que lo autoricen, imagen del festival, poster, spot…etc.

Buscamos asociaciones/grupos que quieran COPIAR ESTE FESTIVAL, siempre y cuando sea para usos no comerciales.

Si estás interesado en copiar el festival en tu ciudad, léete las bases y contacta en info@bccn.cc.

Además se crearán secciones que hablarán de los cambios profundos que se producirán en el mundo del cine, como la mesa redonda #redada o una Master Class con temas como: Licencias Creative Commons en el cine, dónde encontrar recursos para creación de obras, dónde y cómo conseguir financiación, cómo hacer una buena distribución online. Entrada libre con inscripción hasta cubrir aforo: info@bccn.cc. 

Hay otros mundos en los que no necesitas que una plataforma te de un premio para que la obra sea conocida, el mundo del diseño pionero en el intercambio de ideas en redes sociales, ya ha encontrado medios para difundir las obras sin que tenga ser renombrado por una institución. Es más son las redes sociales las que marcan su desarrollo y transmisión, mientras las instituciones y la crítica simplemente se hacen eco de estos movimientos.

Hace poco también conocíamos la existencia de la convocatoria “Political Remix Vídeo”, que da cabida a muchas de las exigencias que nos planteamos desde lacasinegra a la hora de poder presentarnos a un festival.  Estas dos convocatorias resultan esperanzadoras, ya que empiezan a entender el marco de los nuevos tiempos.

 

Autor: Lol
Publicado en: culturas libres

Hace un par de días, Pedro Jimenez, de Zemos98, publicaba en el blog de Embed el post “El sonido de la tijera“. En él hablaba de su proyecto “Cut-up Experiments“, realizado con la herramienta de edición de Youtube, por el que os recomiendo que os deis un paseo. Más allá del proyecto en sí, me llamó la atención ver por primera vez la utilización del nuevo y flamante editor de Youtube en un proyecto de remix así como la existencia de otra herramienta que permite el remix de vídeos de Youtube, Drag On Tape. Conocía la herramienta de Youtube aunque no la había utilizado, pero desconocía la existencia de alternativas. Quizá lo que más se echa de menos en estas alternativas es la de ofrecer una herramienta de edición acorde con el audiovisual en internet, pudiendo generar líneas narrativas paralelas, líneas de tiempo generativas u otro tipo de narrativas no tradicionales que aprovechen el carácter hipertextual de la Web. En cualquier caso eso ya dará para más posts, y lo que quería hacer hoy era probar las herramientas para comprobar qué tal funcionan. Este es el resultado de la utilización del editor de Youtube:

El vídeo elegido es uno de los “memes” que circulan por la red que más me ha impactado. Creo que lo llamativo del vídeo es la virulencia con la que el hermano mayor utiliza su iPad como arma para atacar a modo de defensa a su hermano pequeño, que hace las veces de mosca cojonera. Aunque la inmediatez con la que el vídeo termina tras el impacto te deja con un extraño sabor de boca (¿Qué le ha ocurrido al hermano pequeño? ¿Hay sangre? ¿Se la devuelve con el libro?) también es cierto que acrecenta el impacto que me produce. En cualquier caso he cogido ese pequeño vídeo y le he puesto esteroides, es decir, le he puesto lo que echo de menos por medio de una técnica de la que ya hemos hablado aquí, el scratch, utilizando el editor de Youtube, y no el de Drag on Tape, que resulta más incomodo. Le he dado al hermano pequeño una mayor importancia, por medio de la repetición de sus acciones, de forma que se entienda perfectamente que el desenlace es la reacción a sus actos anteriores, he repetido la acción del ataque con el iPad, para verla mejor, y le he dado una cola de tiempo al final, para que de tiempo a digerir lo visto.

Autor: Carlos
Publicado en:

Ordet (Theodor Dreyer, 1955). Luz silenciosa (Carlos Reygadas, 2007). Un hombre se aleja de su comunidad bajo el estigma de la locura. Una mujer muere. Una mujer resucita. Un milagro se instala en el núcleo de un relato. Dios parece estar en todas partes o en ninguna. Un hombre -el hombre- conduce con su angustia el universo.

¿Qué sentido tiene realizar dos películas con un argumento tan parecido y con 50 años de diferencia? ¿Qué similitudes podemos encontrar entre la Dinamarca de los años 30 y una comunidad de menonitas del México rural contemporáneo? ¿Cómo se traduce ese pensamiento existencialista con que se ha relacionado a ambas películas? ¿Cómo se inscriben Kierkegaard, Heidegger, Sartre, Camus, Wail y hasta Céline en uno y otro caso? ¿Qué estrategias discursivas y cinematográficas se utilizan? ¿Es la misma película si estamos hablando de lo mismo? ¿Es la misma angustia? ¿El mismo milagro?

Ver el resto de la entrada »

Autor: gabriel
Publicado en: dossieres expropiaciones Observaciones

Siempre que jugamos a las pelis me da la impresión que no lo hacemos correctamente, me asaltan dudas sobre el sentido de jugar de una manera o de otra:

¿El objetivo del juego es que el participante/actuante imite la esencia de la película que su equipo debe adivinar, buscando su fondo por imitación al film real y no de manera literal?

¿Un minuto es suficiente para llegar a comprender el sentido de la película, o debería ser 1:20, 2:22, 3:00? ¿si eres capaz de sintetizarlo en menos tiempo se debería puntuar? ¿se debería premiar el que se haga con más gracia que claridad? ¿la mejor imitación puntúa doble?

¿Se debe puntuar negativamente el hacer trampas, (es decir que al gesticular sin querer salga el aire interdental y acabe produciendo un leve sonido, o señalar un objeto que de una pista literal o clara sobre el nombre de la película)?

Aquí tenéis 7 películas por si os apetece jugar y adivinar de que película se trata. Imitador 01: Matt Ortega. Imitador 02: Daniel Cantó. Imitador 03: Ana Matilde Uslenghi.

P.D: Al final del juego me asaltan otras dudas, ¿no sé si esto es una copia o un remix? ¿debo meterlo en nuestro proyecto expropiaciones o anecdotario? ¿es ficción o documental?

Autor: Lol
Publicado en:
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas