Entradas etiquetadas como policia »

Parapetados tras unos rudimentarios escudos de madera, varios manifestantes empujan a los policías apostados frente al Congreso con no se sabe muy bien que fin.  Portan banderas rojas con las que lanzan golpes al aire con la intención de alcanzar a alguno de los policías. La respuesta es contundente, primero unos pocos y después muchos arremeten contra los manifestantes, desenfundan las escopetas y se lían a mamporros y pelotazos de goma. La muchedumbre se separa, abre un enorme hueco en el que los policías amedrentran a los alborotadores y los alborotadores se defienden a patadas, pudiendo asestar, a uno de ellos, hasta cuatro seguidas.

La anterior es la descripción de los instantes iniciales de las cargas policiales con las que se desalojó la plaza de Neptuno en Madrid ayer. Y no, no estaba allí, lo vi desde mi sofá, sentado frente a mi ordenador a través del streaming de RTVE. Aproximadamente fueron 5 horas de retransmisión en directo, sin interrupciones, sin comentarios, con varias cámaras y desde diferentes ángulos. No la tuve que seguir a través del streaming de ningún manifestante, alguien, en RTVE, decidió hacerlo como en los partidos de fútbol.

No voy a entrar a las razones que me llevaron a no acercarme al Congreso ayer ya que son una serie de desencantos personales, políticos y activistas que no vienen a cuento. Lo de ayer fue crudo, como la manifestación, como la retransmisión. Mucho más aspero que el 15M u otras protestas. Juan Luis Sánchez dice que lo de ayer fue  “directo, contundente y áspero. Desnudo, intenso y ruidoso. Más Grecia del 2011 y menos mayo del 68.” Sí, lo fue, quizá no menos mayo del 68, sino más. En lo de ayer hubo menos ilusión y más mala hostia. Menos poesía y más crudeza. La no violencia de antaño se diluyó, bien por los propios manifestantes o bien por la policía, pero hizo acto de presencia y convirtió a los que coreaban “no a la violencia” en corderitos rodeados por una batalla entre manadas de lobos. La gente zarandeaba las vallas que les separaban del congreso sin ningún fin aparente. ¿Qué iban a hacer una vez superadas las vallas? ¿Dar un golpe de estado? No, el objetivo era hundir las vallas, provocar, buscar el enfrentamiento. El tiempo de las propuestas parece agotado.

Al menos eso es lo que yo vi por el streaming de RTVE, con sus cámaras que enfocaban desde lo alto, las que estaban a ras de suelo, en plena batalla y las que se movían por los alrededores. Vi los disturbios desde el sofá de mi casa, con distancia, sin comentaristas, sin hablar con nadie, en silencio, como quien ve pasar una procesión. Yo ya no estaba allí, pero la manifestación me rodeaba más que nunca. La puesta en escena de los realizadores de RTVE me incomodó, me mantuvo en alerta, me dejó pegado a la pantalla durante 5 horas. Una puesta en escena menos improvisada de lo que parecía a simple vista. Desde los fueras de foco para salir y entrar en cada cambio de cámara, hasta la sospecha de una coordinación entre RTVE, antidisturbios y policías infiltrados para la conexión en directo del Telediario, pasando por el seguimiento del cámara al policía apaleado. La crudeza de la distancia. La violencia desnuda. Una fractura en la línea de flotación de un sistema estatal en decadencia. Pero quizá todo esto es imaginado y tan solo lo veo a través de esas imágenes que RTVE me proporcionó durante la tarde de ayer.

Distancia y puesta en escena. Planos generales y grandes planos generales. Queriendo recordar imágenes similares esta mañana me acordé del inicio de Les Amants Reguliers, y de unas imágenes grabadas con un helicóptero de cuatro hélices en una manifestación en Varsovia. Hoy todo parece imaginado.

Autor: Carlos
Publicado en: lacasinegra vs Las democracias caducas

Recientemente hemos empezado a usar la GoPro, también llamada GoPro HD Hero, una cámara pensada para los deportes de riesgo, que igual la puedes meter dentro de la boca de un tiburón que en las profundidades de un cubata.

Hemos probado la visión subjetiva de los espacios, pero hasta ahora no habíamos probado la visión personal, en la que te conviertes en un auténtico jugador dentro de un videojuego. Aquí unos ejemplos:

Mañana es 12 M, los antidisturbios llevarán cámaras en los cascos para grabar las agresiones que sufren. En las manifestaciones del 15M salieron todo tipo de vídeos: informativos, entrevistas, observacionales, imitando el imaginario de cine americano… Todo ello desde todo tipo de dispositivos: cámaras con helicóptero, imágenes con 7D, HDV, móviles, desde lo alto de los edificios, en time-lapse… y mañana, quién sabe.

Autor: Lol
Publicado en: lacasinegra vs Las democracias caducas

Ayer, por fin, conseguí dormir bien después de varios días inquieto por un proyecto que me trae de cabeza. Dormimos con la ventana abierta por el calor, y a eso de las siete de la mañana empezó a oirse un zumbido constante. Era un helicóptero de la policía que sobrevolaba el centro de la ciudad de Barcelona. Estaban desalojando la Plaza Catalunya.

Rápidamente María y yo nos vestimos y fuimos a la Plaza Catalunya. Solo teníamos la cámara del iPhone, suficiente para tomar imágenes del desalojo. Al llegar, la plaza estaba dividida en dos, una isla central donde, rodeados por los Mossos, se encontraba la gente que había dormido esa noche en la acampada, y un perímetro alrededor de la plaza donde empezaba a concentrarse la gente apoyando la #acampadabcn. La comunicación desde el centro de la plaza se hacía por medio de carteles y de las redes sociales. Todo se desarrollaba de forma tranquila, nosotros alrededor, otros en el centro, y en medio, la Guardia Urbana, los Mossos y los equipos de BCNeta! tirando a los camiones todo lo que había en el campamento. Los camiones, una vez llenos, empezaron a salir de la plaza, encontrándose en su camino con una multitud sentada que no les dejaba avanzar.

Ver el resto de la entrada »

Autor: Carlos
Publicado en: dossieres lacasinegra vs Las democracias caducas
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas