Entradas etiquetadas como París »

El 10 de mayo de 1995 en el estadio del Parque de los Príncipes de París se disputó la final de la Recopa entre el Real Zaragoza y el Arsenal. Yo tenía catorce años y la viví en el Pabellón Principe Felipe de Zaragoza junto a otras 20.000 personas. Marcó Esnáider, y puso el 1-0 para el Zaragoza en el marcador, pero a pocos minutos del final Hartson remató un pase de la muerte y empató el partido. Lo que en un principio parecía una desgracia, durante la prórroga se convirtió, posiblemente, en la mayor descarga de adrenalina colectiva que se recuerda en mi ciudad cuando Nayim, a pocos minutos del final de la prórroga, empujó un balón desde el centro del campo. Los primeros metros de la parábola del balón sobre el campo provocaron decepción entre los asistentes, ya que posiblemente era la última oportunidad de marcar de los zaragocistas antes de los penáltis. Pero el balón, en un vuelo suspendido, se acercó poco a poco a la portería de Seaman. Cuando las cámaras enfocaron al portero y nos dimos cuenta de que estaba descolocado, todo el mundo aguantó la respiración y vio como el balón se colaba dentro de la portería rozando el larguero. Creo que tanto yo, como Javier y Jordi (que creo que eran los que me acompañaban aquel día) como el resto de aficionados, tardamos unos segundos en reaccionar ante el épico gol de Nayim. El Zaragoza era campeón de la Recopa y nos dirigimos a la Plaza de España a celebrarlo.

Ésta fue mi primera experiencia de éxtasis colectivo en el mundo del fútbol. A esta gesta le siguieron varios años en los que todos los domingos iba a La Romareda junto a otras 37.000 personas a ver jugar a mi equipo. Alguna cosa se ganó, pero nada comparable a la “gesta de París”.

Siguiendo la estela de Gabriel y su post sobre el spot de Estrella y el Real Madrid me permito el lujo de saltar del fútbol al cine por medio de una cita de Peter Greenaway en una reciente conferencia:

El cine está muerto. La cuestión de ir a un lugar y mirar todos a un mismo punto es un poco antigua. Olviden la industria del cine, realmente deben hacerlo.

La experiencia colectiva de ir al cine está desapareciendo. Yo ya no suelo compartir los éxitos del fútbol con miles de personas. Quizá he observado las victorias, he pasado de puntillas. Incluso la victoria en el mundial del año pasado no fue nada comparado con lo que viví con la Recopa. No es que el cine haya muerto, ni que a mi ya no me interese el fútbol, pero algo ha cambiado. Un final para ese cine podría ser este blog y lo que se publica en él. Un final para el fútbol, la “Champions” que ganó el Barça hace unos días. Aquí una pequeña observación de esa victoria.

Autor: Carlos
Publicado en: anecdotario proyectos
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas