Entradas etiquetadas como monica vitti »

A la manera de Jimena

Eclisse Twist – Giovanni Fusco

Fotogramas extraídos de La aventura (1960), La noche (1961) y El eclipse (1962), tres películas dirigidas por Michelangelo Antonioni y protagonizadas por Monica Vitti. La siguiente que rodaron juntos fue El desierto rojo (1964), primera película en color de Antonioni.

Autor: gabriel
Publicado en: expropiaciones

El domingo se clausuró otra edición del festival de Cannes en la que no estuvimos. Supongo que intentamos ignorarlo como si no existiera, pero a veces el silencio es más elocuente que cualquier reproche. Haneke se alzó con la palma de oro (que ya ganó en 2009). Unas actrices rumanas con el premio a la interpretación (de un director que también se llevó la palma en 2007). Repasando la programación, las fotos de la alfombra roja, las fiestas benéficas y los invitados, podríamos decir que la 65 edición del festival ¿más importante del mundo? Fue también la 64, o la 63, la 57. Y de repente esa antigua sentencia de Lampedusa aplicada al cine, resuena más lacónica que nunca: todo cambió para que nada cambiara.

Algunas proyecciones digitales sí, y de vez en cuando en ciertas críticas, se ha colado una breve alusión al posible cambio de paradigma del cine. ¿Internet? Si quiera eso. La única sombra que planea sobre la discusión son los recortes en las ayudas públicas, las mermas en las inversiones de las televisiones privadas o el pirateo. Ni rastro de un auténtico debate sobre nuevos formatos, herramientas aplicadas o sobre la manera como el cine se piensa, se mira y se vive en el año 2012.

En 1960, hace 52 años, cuando ya el cine anunciaba una modernidad que ahora parece haber adelantado por la derecha, Mónica Vitti relataba la tremenda recepción que tuvo L’Avventura el día de su estreno en la Sección oficial del mismo festival.

Quizá sólo me acuerde ahora de esta secuencia como una suerte de vago consuelo. Quizá sí estemos cayendo en ese vicio demasiado tentador del artista maldito que critica a aquellos que lo ignoran. Quizá todo esto tenga mucho más que ver con una historia de amor despechado que con una sesuda reflexión. Quizá solo queramos ser Monica Vitti y Antonioni y estar en Cannes curando las penas a base de champaigne y cocaína. Pero no. Nosotros nunca estaremos allí.

Ayer Gabri publicó en su facebook la imagen que bien podría ilustrar esta crónica rabiosa del festival que nunca aceptaría gente como nosotros. Un horizonte de perros románticos sobre la alfombra roja. Éso es Cannes desde esta distancia. Un horizonte de perros.

Autor: Elena
Publicado en: culturas libres

Anteayer murió Fraga y yo me acordé del incidente de Palomares y el polémico baño en compañía del embajador de Estados Unidos. He repasado las imágenes para ver si de ahí se podía sacar una expropiación y, una vez superado el shock de ver a decenas de periodistas liándose a codazos por retratar a unos señores poco agraciados en ropa de baño, me he fijado en la orografía de la playa y sus alrededores y me ha resultado familiar. Tras unos segundos lo he visto claro, había algo en ese lugar que me recordaba poderosamente a la isla de L’avventura (Michelangelo Antonioni, 1960) en la que Monica Vitti pierde una amiga pero gana un amante. Quien me conoce dirá que a mí todo me remite a L’avventura y a Monica Vitti, y puede que esté en lo cierto. Pero ojalá lo estuviera más porque veo cosas cada día que si os contara a lo que me remiten…

Bueno, a partir del feliz encuentro se me ha ocurrido que si juntaba ambas líneas argumentales podría construir un breve relato de terror y supervivencia en el que Monica Vitti busca a su amiga de forma desesperada pero el destino -o una fuerza oculta que domina la isla al estilo Lost– le lleva siempre a encontrarse con Manuel Fraga Iribarne, lo que termina por provocarle una crisis de ansiedad. O quizá Fraga sólo sea una amenaza menor al lado de Sandro, el novio de su amiga, al que Monica esconde sus lágrimas en el último plano en el que aparece. ¿De qué tiene miedo Monica? ¿De Sandro o de sus sentimientos hacia él? Igual sólo es vanidad y lo que Monica no soporta es que todas las cámaras apunten a Fraga y a ella el único que le haga caso sea un directorzucho con ínfulas como Antonioni. Un tío que se cree especial y va de autor y en sus pelis no pasa nada y la gente se aburre muchísimo y hasta se ríen de él en Cannes.

Al terminar el vídeo me he preocupado: ¿qué falla en mi cabeza para querer encerrar a mi actriz preferida en una isla en la que se topa una y otra vez con ese señor de andares peculiares y transiciones polémicas? ¿Estaré enfermo? Tras reflexionar un poco, he caído en la cuenta de que no era Fraga lo que me interesaba, sino el hecho físico de la muerte. Monica Vitti buscando a su amiga, suplicando porque aún esté viva y encontrándose con la muerte una y otra vez. Bombas atómicas, radiactividad y muerte en un lado. Y Monica en el otro. Una vez más, mis miedos y mis anhelos.

Monica busca y no sé yo si le gusta lo que encuentra.

Influencias conscientes:

“Fraga, con su turismo, trajo las suecas a España y llenó la cabeza del hombre español de la obsesión europea, rubia y patilarga del Ideal. No cabía mayor aperturismo.”
Extracto del post ‘La muerte de Fraga’ escrito por Hughes en su blog ‘Los objetos impares’: losobjetosimpares.blogspot.com/2012/01/la-muerte-de-fraga-conprivilegiado.html

Vídeoclip de las canciones ‘Marie’ y ‘Más allá’ de Remate realizado por Enrique Piñuel (Playtime Audiovisuales): dailymotion.com/video/xjll40_remate-marie-mas-alla_music

Imágenes:
L’avventura, Michelangelo Antonioni, 1960, YouTube
La bomba de Palomares – Fraga bañándose, 1966, isabelmoratal, YouTube
La imagen de tu vida – La bomba de Palomares, 1966, ManuTVX, YouTube

Música:
‘Marie’, Remate, ‘Superluv (Por lo que tiene de romántico)’, 2011
Enlace a Spotify: open.spotify.com/album/6H0JXh9lOBwYJmn8t1BS7p

Autor: gabriel
Publicado en:
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas