Entradas etiquetadas como manifestación »

He pasado una semana fuera de Madrid y no he podido asistir a las concentraciones en torno al Congreso. Esta mañana, revisando vídeos que denuncian la brutal actuación policial en el 25-S, he pensado en la cantidad de minutos de vídeo que se están generando durante los instantes en los que la policía impide al periodista grabar pero éste no apaga la cámara. Ahí surge un encuadre aleatorio, una composición dadá de suma belleza, a veces, y, siempre, metafórica de los tiempos de represión y limitación de los derechos que vivimos.

Aquí algunas capturas extraídas de este vídeo grabado durante las cargas policiales en la estación de tren de Atocha. Por cierto, parece que el policía de la perilla se está convirtiendo en un secundario de lujo en esta historia de agresiones indiscriminadas a la ciudadanía. Un malo malísimo imprescindible en este thriller post-apocalíptico en el que se ha convertido nuestro día a día.

Autor: gabriel
Publicado en: lacasinegra vs Las democracias caducas

Hoy, en Madrid, ya hace frío. Estos gifs los hicimos este verano en un Belén viviente en Sorzano, La Rioja. Que mejor manera de celebrar la llegada del frío que un Belén que infinitamente reproduce los mismos movimientos.

Porque volvemos a la rutina.

Sacudimos el polvo a nuestras conciencias y echamos la mierda fuera.

Continuamos con nuestras reivindicaciones.

Y seguimos persiguiéndonos como perros y gatos.

Autor: Carlos
Publicado en:

Parapetados tras unos rudimentarios escudos de madera, varios manifestantes empujan a los policías apostados frente al Congreso con no se sabe muy bien que fin.  Portan banderas rojas con las que lanzan golpes al aire con la intención de alcanzar a alguno de los policías. La respuesta es contundente, primero unos pocos y después muchos arremeten contra los manifestantes, desenfundan las escopetas y se lían a mamporros y pelotazos de goma. La muchedumbre se separa, abre un enorme hueco en el que los policías amedrentran a los alborotadores y los alborotadores se defienden a patadas, pudiendo asestar, a uno de ellos, hasta cuatro seguidas.

La anterior es la descripción de los instantes iniciales de las cargas policiales con las que se desalojó la plaza de Neptuno en Madrid ayer. Y no, no estaba allí, lo vi desde mi sofá, sentado frente a mi ordenador a través del streaming de RTVE. Aproximadamente fueron 5 horas de retransmisión en directo, sin interrupciones, sin comentarios, con varias cámaras y desde diferentes ángulos. No la tuve que seguir a través del streaming de ningún manifestante, alguien, en RTVE, decidió hacerlo como en los partidos de fútbol.

No voy a entrar a las razones que me llevaron a no acercarme al Congreso ayer ya que son una serie de desencantos personales, políticos y activistas que no vienen a cuento. Lo de ayer fue crudo, como la manifestación, como la retransmisión. Mucho más aspero que el 15M u otras protestas. Juan Luis Sánchez dice que lo de ayer fue  “directo, contundente y áspero. Desnudo, intenso y ruidoso. Más Grecia del 2011 y menos mayo del 68.” Sí, lo fue, quizá no menos mayo del 68, sino más. En lo de ayer hubo menos ilusión y más mala hostia. Menos poesía y más crudeza. La no violencia de antaño se diluyó, bien por los propios manifestantes o bien por la policía, pero hizo acto de presencia y convirtió a los que coreaban “no a la violencia” en corderitos rodeados por una batalla entre manadas de lobos. La gente zarandeaba las vallas que les separaban del congreso sin ningún fin aparente. ¿Qué iban a hacer una vez superadas las vallas? ¿Dar un golpe de estado? No, el objetivo era hundir las vallas, provocar, buscar el enfrentamiento. El tiempo de las propuestas parece agotado.

Al menos eso es lo que yo vi por el streaming de RTVE, con sus cámaras que enfocaban desde lo alto, las que estaban a ras de suelo, en plena batalla y las que se movían por los alrededores. Vi los disturbios desde el sofá de mi casa, con distancia, sin comentaristas, sin hablar con nadie, en silencio, como quien ve pasar una procesión. Yo ya no estaba allí, pero la manifestación me rodeaba más que nunca. La puesta en escena de los realizadores de RTVE me incomodó, me mantuvo en alerta, me dejó pegado a la pantalla durante 5 horas. Una puesta en escena menos improvisada de lo que parecía a simple vista. Desde los fueras de foco para salir y entrar en cada cambio de cámara, hasta la sospecha de una coordinación entre RTVE, antidisturbios y policías infiltrados para la conexión en directo del Telediario, pasando por el seguimiento del cámara al policía apaleado. La crudeza de la distancia. La violencia desnuda. Una fractura en la línea de flotación de un sistema estatal en decadencia. Pero quizá todo esto es imaginado y tan solo lo veo a través de esas imágenes que RTVE me proporcionó durante la tarde de ayer.

Distancia y puesta en escena. Planos generales y grandes planos generales. Queriendo recordar imágenes similares esta mañana me acordé del inicio de Les Amants Reguliers, y de unas imágenes grabadas con un helicóptero de cuatro hélices en una manifestación en Varsovia. Hoy todo parece imaginado.

Autor: Carlos
Publicado en: lacasinegra vs Las democracias caducas
14 oct
11

#15O o #150

…Y llegamos al 15 de Octubre, viendo que la gente está tímida con mañana, que parece que todos quieren ir pero que lo dicen bajito, SÓLO PUEDO DEDICAR UNAS LÍNEAS EL DÍA O(CTUBRE) O 0(CERO) PERO LO DIRÉ más bajito, para no parecer revolucionarios.

Nos sentamos con cualquiera, y no paramos de hablar, sanidad, educación, mercados financieros, teorías de la conspiración política, todo el mundo tiene una opinión y me alegra, el 15M sirvió para que la gente empezara a hablar y no ha parado. Me acuerdo hace unos meses cuando pensábamos en pensiones, cortarnos el pelo, presentarnos a una oposición. Creo que a día de hoy, a la gente le apetece menos ser funcionaria ( o funcionaria al estilo clásico). También es verdad que mi círculo no es muy contrario a mis ideales, así que, siempre acabamos muy de acuerdo.

Aquí un hecho que corrobora el día a día de los sentires comunes:

Chica, momento mañana, tomando un trozo de tortilla de patata un poco aceitosa, y dos cafés con leche (uno detrás de otro), con dos amigas que hacía tiempo que no veía, y con las que habla de ciento a viento.

Después de dos horas de conversación:


– Sí, yo mañana voy, a ver qué pasa.
– Parece ser que todos los ciudadanos tenemos una idea muy clara de lo que queremos, y que es muy común, tal vez, sea algo generacional, que la generación perdida lo tiene muy claro. Y más que sentirse simplemente decepcionada, ve a unos cromañones dirigiendo el mundo, y que ya le dan igual, no se sienten que les dirigen. Seguramente nos equivoquemos en muchas cosas.
– Sí, claro, lo que yo decía. Pero no son sólo gente joven.
– También es un error pensar y hablar siempre desde nuestra perspectiva, siendo excluyentes con el resto de la sociedad.
– Ya, sí, claro, es un sentir general.
– Son, unos ladrones.

No hace falta acabar muchas frases, ni que tampoco tengan mucho sentido, ya saben de lo que hablan, de nuevas maneras de organización, crear redes de intercambio, de conocimiento, un Google+ que no sea de Google, para que no lo vendan a las empresas. Todo un vox populi que crece, y se expande, pero que actualmente no tiene una centralización necesaria para el desarrollo de una red de conocimiento y de acción, hablan de eso y de otras muchas cosas relacionadas.

-Me surge la duda si tenemos un pensamiento común nuevo o simplemente somos fruto de las modas, y del nuevo orden de redes sociales que dominará y controlará el mundo (otra vez las conspiraciones).

Puede que sea una época de ilusión, y que no se puede vivir con esta excitación mucho tiempo seguido, pero atrás…, qué pereza da volver.

Autor: Lol
Publicado en: lacasinegra vs Las democracias caducas
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas