Entradas etiquetadas como expropiación »

La portentosa figura de una mujer italiana perfilada por suaves curvas y expresión deleitosa, preside el plano que registró el maestro Philippe Garrel ubicado en una sombría habitación.

Una mujer italiana recostada sobre una cama de sedosas sabanas color azul burdeos sobre las que la luz se filtra entre sus pliegues produciendo arrebatadores claroscuros en su superficie. Una almohada turquesa sujeta con gracejo la cabeza de la mujer, permitiendo una perspectiva de su rostro angelical aún más certera. Cuando la mujer gira su rostro con finura, mirando hacia el maestro Garrel, nos invita a recostarnos junto a ella con levedad y ternura. Una segunda almohada en primer término nos reserva un espacio junto a ella y nos indica que se trata de un lecho dispuesto para dos.

Tiene una pierna pudorosamente arqueada y parece inmóvil pero expresiva, extasiada por el regocijo del sueño previo, aún despertando de su letargo plácido en una habitación limitada a la práctica del sueño más arrebatado.

En el plano, apreciamos la experimentada práctica de la luz del maestro Garrel, la delicadeza con la que muestra el cuerpo desnudo, el etéreo ambiente que lo rodea.

Es, por tanto, una pieza maestra de la obra de Garrel, en la que nos muestra las voluptuosas curvas de una mujer italiana recostada sobre una cama de sábanas azul burdeos.

—–

Hace unos días la tía de María le dió una revista llamada Portfolio del desnudo, una revista que empezó a publicarse en 1901, acompañando a la revista La Vida Galante, que venía a hacer las veces de publicación erótica en una España casta y puritana. La revista consiste en una serie de láminas con cuadros de desnudos de grandes maestros de la pintura, acompañados por un texto descriptivo que, sin explicitarlo, venían cargados de erotismo y sensualidad. El Portfolio del desnudo fue un intento, por parte del editor, de dotar de valor artístico a la revista madre, como explica su propio editor:

… A parte de esto, no hay que insistir en el verdadero carácter que el desnudo ofrece para los que saben ver la belleza con abstracción de groseras y ruines mezcolanzas. No hay que confundir la glorificación de la forma humana, en su verdadera personalidad, con otras miras, enteramente ajenas al Arte. Compadezcamos a los que carecen del sentido de la Belleza y no conocen más que la sensación; son seres mutilados, seres raquíticos, cuya inteligencia no puede remontarse en alas del ideal.

De todas las láminas del Número 18 de la revista destacaba, por su carga erótica, el cuadro de Tillier, Bañistas.

El texto anterior viene a ser una descripción “a la Portfolio del desnudo” de la expropiación #52, un corte de un plano de la película de 2011 de Philippe Garrel, Un été brûlant protagonizada por Monica Bellucci.

Autor: Carlos
Publicado en:

Una película protagonizada por Santiago Cervera, ex-diputado del Partido Popular e implicado en una trama de chantaje y extorsión por medio de emails anónimos.

Autor: Carlos
Publicado en:

Ayer publicábamos esta anécdota de Rafa cantando un extracto de Santos que yo te pinte de Los Planetas:

Hoy nos hemos encontrado con esta expropiación realizada por Juan Andrés Milleiro:

Nos encanta ser expropiadores expropiados.

Autor: gabriel
Publicado en: culturas libres dossieres expropiaciones proyectos

Texto de Perig Guinamant

Hace poco, gracias a un trabajo con Gabriel, tuve la oportunidad de jugar con el Twixtor. Es un plugin especializado en la manipulación del tiempo: puede simular un ralentizado con una precisión impresionante, dejando la misma sensación que un material rodado a cámara lenta (expresión paradójica si las hay, se rueda más rápido para conseguir mas imágenes por segundo con fin de conseguir a la reproducción el efecto de ralentizado).

A modo de experimento, quise llevar las posibilidades del Twixtor a sus límites, ralentizando un pequeño trozo de vídeo lo máximo que me permitiera. Puestos a jugar con el tiempo, decidí aplicar esto a un extracto de El año pasado en Marienbad, película de Alain Resnais del 1961, que estructura su cronología narrativa como un laberinto: si nos encontramos con un callejón sin salida, tenemos que regresar por donde ya pasamos para poder intentar otro camino.

El resultado que les presento aquí superó mis expectativas. De un extracto de 2 segundos se sacó un ralentizado de 4 minutos y 24 segundos. Me esperaba un montón de artefactos debido al trabajo extremo que le pedía al programa, pero no, sacó algo muy limpio. Le apliqué el sonido a velocidad normal correspondiente al primer fotograma del extracto hasta que termine el video; gracias a la estructura laberíntica de la película, durante 5 minutos hablan únicamente de la propia secuencia ralentizada, coincidencia feliz que guía el ojo durante este momento casi congelado. Hasta aparece música cuando se pone todo más dramático.

Todo combina para un vídeo que parece una foto, lento pero fascinante, donde los cambios se perciben con duda (¿tenía la boca abierta ya?), y los movimientos se hacen inverosímiles.

PD: para los francófonos, recomiendo la versión sin subtítulos, que refuerza la duda de si el video arrancó o no…

Autor: lacasinegra
Publicado en: expropiaciones proyectos
11 sep
12

Septiembre

Septiembre ha llegado. Ya no valen excusas. Después del momento de suspensión que supone agosto, la vida se acelera. Unos se van. Otros difícilmente volverán. No, al menos, como antes. Así que hago propósito de enmienda. Me apunto a la piscina y a clases de inglés. Tiro todos mis discos de Nacho Vegas y Los Planetas. Busco un techo, una ocupación seria y empiezo a coleccionar tacitas de té. Pido perdón a los que he hecho daño. Prometo pagar mis deudas e intento subsanar -tarde y torpemente- cualquier daño infligido.

El verano en el que nació lacasinegra, María, Elena, Jorge y yo vagamos por la provincia de Ciudad Real hasta dar con la cárcel abandonada de Herrera de la Mancha. Durante un par de jornadas, nos dedicamos a rodar no sé muy bien el qué en el área de baja seguridad de la misma. A ese primer proyecto, lo bautizamos como el viento. Había una chica, un chico y un coche. También una maza, una cámara y paredes que sucumbían. Un campo de trigo tan grande que ahogaba cualquier intento de comunicación. La chica y el chico se querían. O quizá no. El caso es que no soportaban estar juntos y ella decidía desaparecer. Al chico sólo le quedaban su maza y un montón de paredes en pie que a nadie parecía importar que dejaran de estarlo.

Al volver a nuestra base de operaciones en Hellín, acordamos que cada uno era libre de montar una pieza con cualquiera de los brutos recabados. De esa propuesta, surgieron un corto mudo que nunca vio la luz, algunas piezas estimables y cierta insatisfacción que derivó en pena. Fue nuestro primer fracaso a escala planetaria. A las piezas las llamamos prólogos. Jorge hizo el número 4. Yo lo censuré porque creía que no seguía nuestra línea estética (ja), así que nunca lo publicamos. Hoy intento subsanar mi error y, como muestra de arrepentimiento, expropio los últimos 41 segundos de aquel montaje:

Autor: gabriel
Publicado en: el viento expropiaciones sobre lacasinegra

Receurdo que cuando era pequeño y siempre que me iba a alguna excursión con el colegio, mi abuela me daba una “estampita” para que me protegiera en el camino.

Hace unos días, limpiando en casa de mi abuela, me encontré con esta caja.

En ella encontré “estampitas”, invitaciones a comuniones y alguna que otra esquela.

Esta es la pequeña colección de “estampitas” que tenía mi abuela

Al verlas, me ha venido a la mente esta escena de Tony Leblanc.

Otra costumbre que tenían mi abuela y sus hermanas era la de guardar esquelas de familiares fallecidos.

Entre todas las invitaciones de comuniones que coleccionaba mi abuela

he encontrado la mía junto al menú que se sirvió el día de mi comunión.

Entre tanta religión se escondía el carnet de socio del Madrid de mi abuelo.

Al verlo me ha venido a la mente la imagen de una de las primeras decepciones de mi vida. Recuerdo que de pequeño estuve a unos pocos cromos de terminar el álbum de la liga 97-98.

Por aquellos años teníamos un perro llamado Swing

Una tarde cuando llegué del colegio y entré al estudio de mi casa para pegar los nuevos cromos que había cambiado en el colegio, me encontré un festival de confeti futbolístico por toda la habitación. Imaginad vuestro objeto más apreciado pasando por algo como esto

Nunca antes había odiado tanto a un ser vivo sobre la tierra. Desde aquel mismo momento dejé de coleccionar cosas.

Autor: carmelo
Publicado en: anecdotario

Una fractura delató al cazador.

Lo siento mucho, me he equivocado. No volverá a ocurrir

La corona se está cubriendo de gloria.

Autor: carmelo
Publicado en: expropiaciones

Hoy he leído el post de Gabri y no he podido evitar sentir un poco de tristeza al ver ese último frame congelado. Una parte de mí ha querido saber qué pasaba después, pero por otra parte esa pantalla negra también me ha aliviado.

Sin embargo, no he dejado de darle vueltas a qué es lo que le habría podido pasar a Elena. Me falta un final. No sé si es necesario ese final, supongo que no, porque Gabri así lo ha decidido. Puede que ese final que necesito sea por un problema en mi educación audiovisual. Introducción, nudo y desenlace es la estructura que siempre me han enseñado.

Gabri describe ese último frame como un momento triste. Pero justo después me he acordado del Efecto Kuleshov y me he tomado la libertad de expropiar a Gabri para escribir esa última parte que me falta. Prefiero pensar que Elena no está triste y que simplemente tiene hambre.

Autor: carmelo
Publicado en: expropiaciones

Recuerdo la primera vez que fui a votar. Tenía toda la ilusión del mundo. Ya era mayor de edad y podía ejercer mi derecho al voto como ciudadano libre. Fui en compañía de mis padres y al llegar al colegio electoral que tenía asignado, no sabía muy bien que debía hacer. Mi padre me indicó los sencillos pasos que tenía que seguir. Sobre blanco con papeleta blanca, para la elección del congreso, y sobre naranja con papeleta naranja, para la elección del senado. Otra gran lección vital.

Tras las últimas elecciones he descubierto algo que llevaba tiempo sin querer ver. He tenido la misma sensación que aquel día en el que descubrí que no existían ningunos personajes capaces de colarse a hurtadillas en mi casa cada madrugada del 5 de enero para dejar unos regalos bajo un árbol. He vuelto a perder la ilusión. Esta vez me he dado cuenta de que aquellos que escondían los regalos bajo su cama para ponerlos unos días después bajo un árbol, son los mismos que inventaron y me hicieron creer durante un tiempo en la democracia.

Autor: carmelo
Publicado en:

Y vaya si la tenía. Y la sigue teniendo.

Hace una semana asistí a un funeral. No soy muy dado a participar en actos religiosos, si bien es cierto que el mundo que los envuelve siempre me ha llamado la atención.

Mientras esperaba la llegada del féretro, estuve observando los diferentes nichos, panteones y tumbas del cementerio municipal de Orihuela. Había de todo tipo: austeros, ostentosos, minimalistas… En mi corto paseo me encontré con una pequeña obra que estaban realizando unos obreros allí dentro. Estaban construyendo un nuevo panteón. Hay gente que quiere pasar su eternidad en un pequeño chalet junto a los suyos.

Todo esto me llevó a pensar en la cantidad de dinero que genera la muerte de una persona. El tanatorio, el coche fúnebre, el oficio religioso, las flores, el ataúd, el nicho, la lápida.

De media, un entierro viene a costar unos 2.200€ (sin contar los gastos de un tanatorio que pueden oscilar entre los 500€ y los 1.800€). Una cantidad de dinero nada despreciable. Así que, en los tiempos que corren, más vale evitar jugarse la vida y tener siempre presente las palabras de nuestro amigo el balconero.

Si alguien quiere más información sobre lo que cuesta de media un entierro en nuestro país, podéis encontrarla aquí.

¡Atención! Esta expropiación es un spoiler.

Autor: carmelo
Publicado en: expropiaciones
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas