Entradas etiquetadas como España »
3 nov
14

Sevilla

Dar noticias, hacer sinopsis, redactar biografías… son tareas que no se nos suelen dar muy bien, pero ésta vez había que hacerlo. Nuestro primer largometraje verá la luz tras tres intensos años de trabajo en el próximo Festival de cine Europeo de Sevilla y esto ha provocado una avalancha de preguntas de las que arrastran. Quiénes somos, qué hemos sido y qué seremos en el incierto futuro que nos acecha como colectivo y como cineastas.

lacasinegra, desde que empezamos a pensarla en 2009, fue un proyecto difuso, heterogéneo, informe, que quizá no supimos transmitir con claridad. Pero, ¿importaba realmente saber qué, cómo y para qué? No, no conocíamos el cine que queríamos hacer, no conocíamos el rumbo ni las maneras y en muchas ocasiones nuestros proyectos fueron gigantes, inabarcables, discontinuos… pero si hay algo que siempre tuvimos claro, fue la vehemencia. Para lo bueno y para lo malo. Incluso en estos días urgentes, en los que escribimos sinopsis, preparamos dossieres y sacamos DCPs, aún somos capaces de discutir salvajemente por una palabra, por un gesto, por una película en la que no estamos de acuerdo, como si fuera la última.

Hoy estamos nerviosos y felices, también apasionados. Vivimos unos días vertiginosos, como adolescentes invencibles. Y seguimos sin saber a dónde nos llevará todo esto, pero sabemos que nos lleva, que seguimos respirando, aunque éste sea el último de los movimientos. Aunque todo se acabe mañana.

La próxima semana estaremos presentando Pas à Genève en la sección Resistencias del Festival de cine Europeo de Sevilla junto a nombres y películas que nos llenarán de vehemencia de nuevo, sintiéndonos parte de un movimiento, de un gesto generacional. Nada de lo que pase a partir de ahora podrá aplacarnos.

Aquí os dejamos la sinopsis de Pas à Genève:

Hace 5 años creamos un colectivo para hacer películas. Dejamos de ser individuos para convertirnos en lacasinegra. En julio de 2011, en pleno auge del movimiento 15M en España, nos invitaron a pasar unos días en Ginebra. Alejados de todo lo que nos importaba y descolocados por la situación que estábamos viviendo, acabamos imponiéndonos un reto titánico y quizá absurdo: Registrarlo todo. Absolutamente todo. Pas à Genève es el relato alucinado de lo que vivimos esos días.

Pas à Genève se proyectará:

  • Martes 11 de noviembre a las 22:45 en la Sala 10 de los Cines Nervión de Sevilla.
  • Miércoles 12 de noviembre a las 22:15 en la Sala 10 de los Cines Nervión de Sevilla.
Ambas proyecciones son de entrada libre y allí estaremos para presentarla.

Os podéis descargar el dossier completo de la película en este enlace: Dossier Pas à Genève (Español / English)

Y aquí tenéis los trailers:

Autor: admin
Publicado en: eventos

anecdotario es un proyecto de lacasinegra que recopila nuestros encuentros fortuitos con escenas que nos punzan, impresionan o simplemente nos hacen reflexionar.

Este verano me encontré con una estructura de hierro en medio del mar, unos cables, unas banderolas de fiesta, dos hombres arreglando la construcción, y entre ellos, ondeando, la bandera de España. Mirando esta vídeo-composición no se puede evitar pensar en la magnífica representación metafórica de la España actual.

Patíbulos y piratas lo pueblan y la palabra infamia aturde en el título, pero bajo los tumultos no hay nada. No es otra cosa que apariencia, que una superficie de imágenes; por eso mismo puede acaso agradar.

Prólogo a la edición de 1954 (a Historia Universal de la Infamia), J.L.Borges.

Yendo un poco más allá y permitiéndonos la fantasía, empiezas a imaginar que estos dos hombres podrían haber decidido huir del panorama que se les viene encima construyendo una isla artificial en medio del mar, un lugar con el que todos hemos soñado alguna vez: Stevenson, historias de piratas, tesoros escondidos, un lugar sin leyes, repúblicas independientes, historias que siguen poblando nuestro imaginario y los mejores escenarios de historias fantásticas, y sobre todo reales: Sealand, la Bounty o la situación de los pedruscos que tenemos en tierra de nadie.


Marlon Brando con su mujer, en “Mutiny on the Bounty”

Y si no la habéis visto y queréis seguir pensando en la posibilidad de vivir con una caña y comiendo cocos, os recomiendo Alamar.

Autor: Lol
Publicado en: anecdotario

Creo que era un japonés el que conducía el coche con bandera de Portugal, aunque no podría asegurarlo. Había otros que conducían España, Gran Bretaña, Francia, Portugal y también algunos países extracomunitarios. Sin rumbo. Sujetos al azar más demoledor. Chocando los unos contra los otros. Por momentos se colaba esa especie de banderola multicolor que fue insignia de las protestas antiglobalización hace unos años y en la que está escrita la palabra Pace.

Fue en Ginebra, territorio neutral por autodefinición. Destino de vacaciones monárquicas.

Europa, más que nunca, se estrellaba a distintas velocidades.

Autor: Elena
Publicado en: anecdotario

Tantos meses intentando evitar la palabra rescate, inventando toda una serie de eufemismos que bien podrían haberse usado como armas en una battle dialéctica de raperos, escondiendo, a fin de cuentas, lo que no tenía escondite. Tantos meses, en fin, y de repente llegó ese tórrido verano en que nuestros vecinos decidieron poner un título a todo esto: #perdidos #perdues #lost.

La portada del diario Libération de ayer, ya sabéis, aparecía con este elocuente título sobre la bandera española. En las páginas interiores, la reflexión incidía más sobre una fractura del proyecto europeo que sobre una catástrofe formulada bajo el título de una serie de televisión (de LA serie de televisión). Sí, es verdad que leyendo, los vecinos ahora gobernados por los socialistas daban cuenta de una revuelta que venía latiendo ya unos meses, de un descontecto social palpable y de una protesta ciudadana que se precipita como el anuncio de un desenlace mayor. Como ese final inaprensible de Lost. Como esa Europa que se desmorona ante nuestros ojos y sobre la que cualquier análisis resulta insuficiente.

Afortunadamente siempre tendremos la ficción para explicar aquéllo que ni los analistas, ni los políticos, ni si quiera la superdotada prensa extranjera es capaz de mesurar. Ah, también conviene subrayar que, junto a esa duda extendida sobre la idea de Europa, en el interior del artículo de Libération, se abría una pequeña brecha para la duda sobre las posibilidades de ese otro continente de la primera velocidad al que, claro, la Francia pertenece. Hay una Europa que se pierde, pero ce n’est pas grave, es sólo esa que empieza al sur de los pirineos.

Autor: Elena
Publicado en: lacasinegra vs Las democracias caducas

El fin de semana pasado, la selección española se proclamó campeona de Europa. Ese mismo fin de semana se anunció la llegada del copago sanitario, ¿Una casualidad?

Las mentiras penas con pan son menos.

Autor: carmelo
Publicado en: expropiaciones

Hecho con extractos de:

Loading games on tape on C64 de spelpappan
C64 cassette loading noise (Nightbreed) de CaliforniaRadDude
Synthesia – Ride of the Valkyries by Richard Wagner de PhpXp
Tornado – Commodore 64 C64 gameplay de MadCommodore
Apocalypse Now de Francis Ford Coppola
The Birth of a Nation” de D.W. Griffith
Die Nibelungen” de Fritz Lang

Autor: Carlos
Publicado en: expropiaciones

Una fractura delató al cazador.

Lo siento mucho, me he equivocado. No volverá a ocurrir

La corona se está cubriendo de gloria.

Autor: carmelo
Publicado en: expropiaciones

Quería una guerra en tres versos. No era cuestión de niveles de fuerza ni logística. Lo que yo quería era un conjunto de ideas vinculadas a cosas transitorias. … Las cosas de la guerra son transitorias. Ver lo que hay y estar dispuesto a verlo desaparecer.

Richard Elster en Punto Omega de Don DeLillo.

En lacasinegra seguimos dándole vueltas al territorio y los mapas. Hablamos, y mucho, de límites, de identidad, de originalidad. En definitiva, de todo aquello que suele hacer, junto a los intereses económicos, que las fronteras se dibujen un metro más aquí o más allá. Las líneas se dibujan en las batallas, donde los diferentes bandos enarbolan sus banderas, que representan el sentimiento de identidad nacional. La bandera española, por ejemplo, se creo por una necesidad bélica de identidad.

La semana pasada estuve en Kaunas, una pequeña ciudad de Lituania, asistiendo a la fase final del Eurobasket. Durante la semana me vi rodeado de banderas nacionales, españolas, rusas, lituanas y macedonias mayormente. Me sorprendió, especialmente, la identificación de los Lituanos con su bandera. Un país cuya identidad ha quedado desdibujada por las múltiples invasiones y anexiones que ha vivido. Ahora han encontrado en el baloncesto su ejercito, y esa defensa de lo nacional tiene algo de inocente y algo de cruel, especialmente en este campeonato, en el que pasaron de ser uno de los favoritos a caer en cuartos de final ante la selección de Macedonia, un país aún menor.

Esta anécdota muestra la batalla de septiembre de 2011 en Kaunas en tres versos, como la guerra soñada de Richard Elster.

Autor: Carlos
Publicado en: anecdotario
5 ago
11

Rodaje #03

Día 10. Tercer espacio a inventariar: el bosque junto a las vias del tren. Comentábamos ayer que parece mentira que en este círculo imaginario que hemos trazado, con un radio menor a 150 metros, nos quepa una avenida principal, una zona residencial que fue un zoo (luego volveré sobre este tema) y un pequeño bosque junto al que pasan unas vías de tren.

El día empezó denso porque la noche anterior se alargó más de lo debido por una de esas sorpresas que a veces te da la vida. En nuestra única salida ociosa por Ginebra nos encontramos con Marieke, una amiga de Elena, a la que le contamos que estábamos mapeando una zona acotada en el barrio de Saint-Jean. Marieke, a la que su padre le había dicho esa misma mañana que vio a unos españoles rodando una película cerca de su casa, ató rápidamente cabos: éramos vecinos. Así que el miércoles por la noche la familia Staub nos invitó a cenar. Allí nos contaron que antes de la II Guerra Mundial hubo un zoo justo en la zona que nosotros topografiamos el primer día de rodaje. De hecho, la terraza donde estábamos comiendo queso y bebiendo cerveza blanca había sido la jaula de los elefantes. El único vestigio que quedaba era una hilera de piedras que sirvieron de cimientos del muro Este de la jaula. Ahora limitaban una parte del huerto. Como estamos en Suiza, la cena empezó a las 19h y terminó (obligados por la lluvia, eso sí) poco después de las 21h. Pero como nosotros somos españoles, nos quedamos echando unas copas y de cháchara en nuestro porche hasta las tantas.

Cuando al día siguiente sonó el despertador a las 05h, nos queríamos morir. Alguno casi lo consigue. Entre la oscuridad, la humedad del bosque y nuestro aturdimiento, las caídas caracterizaron las primeras horas del rodaje. Marcelo se cayó dos veces y una de ellas se abrió la muñeca. Curiosamente, eso pasó en la caída suave. La otra fue realmente espeluznante y nos hizo recapacitar sobre la conveniencia de intentar descender la ladera a lo largo del día. Hubo otras simplemente cómicas, como la de Jorge. María, que se dedicó todo el día a inventariar la vegetación de la zona utilizando nuestro monopie como lanza, no se cayó, o al menos no la vimos. Tampoco se cayó Elena que ideó un sistema consistente en permanecer inmóvil durante todo el día registrando de manera obsesiva sólo lo que la vista le alcanzara. Carlos y Gabriel siguieron con el making of.

Como siempre, hubo división de opiniones, para algunos el sector 3 resultaba muy estimulante, para otros era un sitio monótono. Algunos preferían la quietud del bosque y sus estímulos naturales, otros echaban en falta el tránsito humano y las geometrías de los edificios de la avenida del Aïre. Jorge, en sus intentos de encontrar un lugar tranquilo para mear, se encontró con un reloj, un balón de fútbol y una bicicleta que le hicieron olvidar su propósito inicial y volver al campamento base para mostrar sus hallazgos. Al cuarto intento logró su objetivo. En los momentos de pausa, el 15M, la amenaza de rescate a España por parte del Banco Central Europeo y las manidas primas de riesgo centraron las conversaciones. Percibimos, tal vez por primera vez, que el futuro de lacasinegra puede encontrarse lejos de España.

El día dejó otras anécdotas, como el intento de María por inventariar un cobertizo que parecía abandonado pero resultó no estarlo, o la conversación de  Jorge y Elena acerca de la manera en que debería representarse gráficamente el futuro mapa para que los sistemas de rodaje utilizados pudieran distinguirse. En un momento de desidia, Jorge empezó a utilizar el sonido del obturador como caja de ritmos y nos retó a que adivináramos las canciones que interpretaba. Nosotros no dimos ni una, a ver si vosotros lo conseguís:

A última hora de la tarde alcanzamos la parte más baja de la ladera y nos topamos con una valla que impidió el acceso a las vías del tren. Al caer la noche, Marcelo aprovechó para montar una marcha de un indignado solo por el bosque y Jorge para jugar con una nueva pelota que había encontrado. Cuando la visibilidad ya era nula, utilizamos el iPhone de Carlos a modo de linterna para cerrar la jornada con un teatro de sombras chinas sobre los árboles.

Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas