Entradas etiquetadas como dictadura »

Tras pasar 5 años trabajando sobre la relación entre cine, memoria e identidad nacional hoy cierro un capítulo. Intento poner un punto final, aunque a estas alturas del partido ya estoy convencida de que ése es un concepto que sólo existe en la ortografía. Que los finales nunca se eligen.

Hoy me sigo preguntando si todas esas fotografías que nunca fueron tomadas, sin embargo, existen. ¿A dónde van las imágenes que nunca se imprimieron? ¿Existen las personas que sólo son un nombre y no una fotografía, una película, si quiera un recuerdo? ¿Es posible existir más allá del archivo? ¿Más allá de la memoria?

Ya sé que no es sano relacionarlo todo con lo personal, pero yo no sé hacerlo de otra manera. Hoy, intentando maquillar huellas indelebles, cerrando carpetas, haciendo un balance imposible de lo sucedido he recuperado esta intervención de Videla en una conferencia pública sobre la categoría de los desaparecidos. Escuchar al dictador hablar sobre derechos humanos es sencillamente estremecedor, advierto.

El desaparecido. La identidad. La incógnita que no puede despejarse desde el silencio sino desde el estruendo más absoluto… ¿Quién pudo creer en algún lugar del mundo que las políticas del perdón pueden llevar a la reconciliación? ¿Quién pudo creer que las transiciones en algún caso puedan ser pacíficas, modélicas, constitucionales? ¿Quién puede creer que después de la guerra exista la calma?

Autor: Elena
Publicado en: lacasinegra vs Las democracias caducas

En 1969 Enrique Juárez realizó Ya es tiempo de violencia. La dictadura militar entre 1976 y 1983 acabó con el cineasta y con las películas. “Usted forma parte de este país” dice la voz en off que acompaña a esas imágenes que casi se pierden para siempre. Tras la brutal mutilación que impuso la censura del régimen muchas de las películas del cine militante argentino de los años 60 se perdieron. La única copia que quedó de ésta se conservó en el archivo del ICAIC en La Habana.

Hoy me pregunto si ese espectador al que le habla somos nosotros también y si ese país al que estamos condenados es el mismo o es otro, o es uno universal y adjudicado que todos tenemos como una marca de nacimiento. Me pregunto también si ese espectador puede vivir en el exilio. Si hace falta ser emigrante para obtener la categoría de exiliado. Si ser espectador de cine no es, ya de por sí, una forma siniestra del exilio.

Autor: Elena
Publicado en: lacasinegra vs Las democracias caducas Observaciones

Hoy, como todos los meses de enero el sonido de los pasos sobre las calles de Aquilea se repiten en mi cabeza. A veces corresponden a las imágenes de Invasión. Otras, como hoy, sólo marcan el ritmo de esta absurda dinámica que impone el principio del año. Emprender caminos hacia adelante, emprender huidas, emprender nuevos planes o repetir fracasos muy antiguos.

Hoy recuerdo la primera vez que vimos Invasión de Hugo Santiago. Hace ahora 10 años y a penas habíamos empezado a andar. No creo que la película significara tanto en sí misma como lo fue su proyección y la remanencia que el sonido de esos pasos dejó sobre nosotros. La versión que vimos, no fue aquélla fantasmagórica que escribieron Bioy Casares y Borges. Fue un montaje que se realizó 40 años después en Francia gracias Pierre André Boutang y algunos amigos que recuperaron algunas de las bobinas originales del filme (el resto fueron robadas en el laboratorio durante la dictaruda de Videla en 1978).

http://youtu.be/5fZNn-8c0jo?t=1m16s

Hoy como todos los meses de enero escucho esos pasos sobre otras imágenes. Hacia adelante, hacia una huida, trazando nuevos planes o marcando la huella indeleble de fracasos repetidos. Hoy, también, esos pasos anuncian la llegada de nuevos fantasmas, dibujan el paisaje de una ciudad al borde del apocalípsis.

Autor: Elena
Publicado en:
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas