Entradas etiquetadas como colegio »

Ayer llegué a Berna.

Hace unos meses nos invitaron a hacer una residencia artística en el apartamento ubicado en el centro cultural PROGR. Como la última vez que hicimos una residencia en Suiza no sabía muy bien ni a dónde me dirigía ni que me iba a encontrar.

El centro cultural PROGR es un antiguo colegio con enormes salones de actos, gimnasio y aulas que han reconvertido en talleres, teatros y bares. Dentro del edificio, en la cuarta planta, han ubicado el apartamento del programa Residency.ch y allí es donde voy a pasar las próximas dos semanas.

Esta anécdota la grabé ayer a medianoche, al poco de llegar. Sonaba tango en las plantas inferiores y las luces estaban apagadas.

Autor: Carlos
Publicado en:

En las convulsas aguas de la agitación política previa a las elecciones generales del 20 de Noviembre de 2011 estuve tentado de o bien hacer una expropiación con temáticas similares a las ya tratadas esta semana en la expropiación #25 y la expropiación #26 o bien inventarme algún jueguecito de Youtube para hacer una remezcla audiovisual de las propuestas de los diferentes partidos (en realidad, un mosaico de vídeos electorales reproduciéndose en sincronía al que quería llamar “Ruido de fondo”). Está claro que no hice ninguna de las dos y dejé un día de publicación vacío que provocó que recibiera un justo pero moderado escarnio por parte del resto de miembros del colectivo. Ver el resto de la entrada »

Autor: admin
Publicado en: anecdotario
8 ago
11

Rodaje #04

Día 12. Cuarto espacio a inventariar: espacio público (que recoge un colegio, unas canchas deportivas y un parque). El último día de rodaje fue el más duro de todos, y no necesariamente por lo que trabajamos sino porque la sensación que buscábamos de inmersión absoluta en el espacio nos estaba superando.

El sábado a las 05h20 ya estábamos todos en el campo de deportes que hay junto a la casa y que hace las veces de patio del colegio. María llevaba la Canon 550D, Marcelo la 500D y Elena la Flip y la S90. Jorge se sumergió profundamente en el sonido y Gabriel y Carlos siguieron con lo suyo: El making of.

Empezamos con bastante energía, el amanecer es una hora que favorece la imaginación y también las apetecencias horteras como los contraluces, las farolas amarillentas, etc. Así que algunos empezaron por ese camino una jornada que se adivinaba jodida (después de 4 días dando vueltas a la misma zona las ideas geniales empiezan a confundirse con las obviedades). Cada uno emprendió su ronroneo por el lugar y empezamos a cansarnos demasiado pronto. Sobre las 09h ya estábamos Carlos, María, Gabriel, Marcelo y Elena tirados en uno de los bloques de cemento comentando la peli del día anterior (The tree of life de Terrence Malick, para más señas). Jorge siguió con lo suyo. Creo que todos nos admiramos de la capacidad que tiene para la abstracción.

A medida que avanzaba la jornada fuimos siendo conscientes de que el paisaje lo condiciona todo. Sin preverlo nos encontramos haciendo imitaciones de planos de Antonioni (arquitectura obliga), encuadres imposibles entre edificios, nubes y verjas. Jorge, entretanto, seguía a lo suyo. Descubrió en el parque infantil su orquesta sinfónica, y con Marcelo (único miembro con conocimientos musicales) creo una sinfonía de tobogánes, puentes y columpios en Fa menor. María sin embargo se propuso convertirse en una suerte de Peeping Tom intentando emular a David Hemmings en Blow-up escondiéndose entre los arbustos de la zona y grabando a los vecinos que paseaban sus perros, aunque era obvio que la gente la veía. Elena, entre tanto, investigaba los deportes que se practicaban en el parque, y como muestra, esta pieza:

Lo confesamos, en la cuarta jornada de rodaje nuestras fuerzas y nuestras ideas estaban seriamente debilitadas. Así que decidimos abandonar antes de lo previsto la zona. Al llegar a casa se inició, como de costumbre, una larga discusión sobre el alcance del proyecto, sus consecuencias y la manera como íbamos a canalizar todo el material creado (aunque esto lo dejaremos para otros post). Afortunadamente todo terminó en gintonics con los miembros de Laps, que es la asociación responsable de que estemos aquí. Un auténtico placer. Hoy abandonamos la casa. Parece mentira que uno pueda apropiarse de un espacio en tan sólo 10 días. Parece mentira que esta casa sólo haya sido una residencia secundaria.

Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas