Entradas etiquetadas como #CiudadImaginaria »

El viernes concluimos la primera parte del taller La ciudad imaginaria, la parte en la que mirábamos la ciudad, intentando alejarnos de cualquier prejuicio o imagen preconcebida. Intentando sumergirnos en lo que veíamos, más que proyectar aquello que queríamos ver.

El jueves estuvimos en una zona industrial y fronteriza de Donosti, una zona en la que, como algunos de los participantes subrayaron, no se va si no es por una razón en concreto. Pasajes es una zona llena de naves industriales, atravesada por las vías de un tren de cercanías llamado Topo que une Guipúzcoa con Francia y coronada por un puerto desde el que se pueden ver las riberas de 3 pueblos diferentes y un enorme cuartel de la guardia civil. Esta zona en la que descubrimos atracciones de feria semidesmontadas, puestos de churros aún en funcionamiento y una calle surcada por bloques de hormigón, es limítrofe con la ciudad de San Sebastián. Hace unos años, barrio obrero y escenario de secuencias muy duras durante los años con la llegada de la heroína, según nos contaban algunos de los que nos acompañaron aquella tarde, reflejando entonces el paisaje de un país postindustrial, pre-apocalíptico.

El viernes cumplimos nuestro último día de rodaje separándonos en dos grupos por “lo viejo” de una ciudad delimitada por una frontera histórica llamada “la brecha”, que recuerda el saqueo incendiario de los ingleses en 1813 y a partir de la cual se expandió la ciudad que vemos hoy. En esta zona visitamos una plaza abarrotada, típicas calles de pintxos, una decena de heladerías y un monte con una suerte de corcovado vasco. Como última dinámica, decidimos intervenir de manera directa con los donostiarras dispuestos a participar en nuestra labor de re(de) construcción de la ciudad. Algunos de estos testimonios son inenarrables, así que no tenéis más que acudir a la web del proyecto donde están todos los brutos de estos días alojados. Lo que suceda a partir de ahora en la semana que iniciamos mañana de montaje (o de reconstrucción, según se mire) es imprevisible. Por ahora, lo que sí podemos garantizar son ganas, muchas ganas de empezar a ver las distintas caras de esta Donosti imaginaria.

Autor: admin
Publicado en: La ciudad imaginaria

Ayer, segundo día de rodaje. El parque de Cristina Enea y las obras del edificio de Tabakalera. En el parque pudimos ver niños, adolescentes jugando en red, taichí, kapoera y pavos reales. Nos contaron algunos participantes que Cristina Enea es uno de los parques poco conocidos de Donosti aunque ayer estaba bastante transitado. Alguien incluso se aventuró a decir que era un poco como Brasil. Otra evidencia más de que la ciudad es un campo extremadamente fértil para la imaginación y las analogías imposibles.

En el segundo tramo de la tarde, hicimos una exploración en los rincones más profundos de Tabakalera guiados por una de las arquitectas que está haciendo el seguimiento de las obras y por el equipo de La aventura del saber (sí, ese mítico programa de la 2 que se emite por las mañanas). Una estructura original cuidadosamente mantenida, una fachada que se sostiene, dios sabe como, y un edifico sin techo, es lo que se descubre a día de hoy en las entrañas de Tabakalera. Además, un suelo embarrado y muchas humedades. Eco. Con el agua hasta las rodillas y el ruido permanente de las obras nos pusimos a grabar. Sobre las 20 se acabó la jornada, el silencio se impuso de repente y todo nos pareció, más que nunca, el escenario de una película postapocalíptica.

Autor: admin
Publicado en: La ciudad imaginaria

Ayer por fin tuvimos el primer día de rodaje de La ciudad imaginaria en el barrio de Egia en el que se encuentra situado el antiguo edificio de Tabakalera, ahora en construcción, y las oficinas provisionales que nos sirven como cuartel central.

Marcamos las fronteras entre el cementerio y un antiguo centro oncológico, hoy clausurado, y susceptible de emitir radiaciones contaminantes según la leyenda urbana. Cada uno de los participantes salió armado con su cámara (las hubo de todas las clases: cámaras de teléfonos móviles, de foto y de vídeos) y así nos perdimos hasta que cayó la tarde.

Ninguno sabemos todavía lo que dio de sí el primer día de rodaje- expedición. Yo sólo pude cazar a un chico que grababa gallinas en una de las huertas clandestinas del barrio, y a una pareja de arquitectas coordinadas que grababan en perspectivas simétricas. Yo me encontré con una curiosa pareja que se refugiaba en uno de los bancos que jalonan el patio del antiguo oncológico. El chico me confesó que había venido a buscar un parque en el que jugaba hace años y que ahora ya no estaba. Empiezo a pensar seriamente que en esta ciudad los espacios, por una extraña acción de la memoria, tras unos años, desaparecen.

Autor: lacasinegra
Publicado en: La ciudad imaginaria
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas