Entradas etiquetadas como ciudad imaginaria »

Ayer por fin llegamos a Donosti. Primer día de taller, primera sesión con los participantes en Tabakalera.

Como todas las primeras veces, hubo nervios, carraspeos y manos frías. Primeros 10 minutos de incertidumbre hasta que empezamos a hablar. Entre los participantes, un grupo heterogéneo, hijos cada uno de un padre y de un barrio diferentes. Los hay (muy) profesionales, orgullosos amateurs, antropólogos, arquitectos… En fin, apasionados varios. Y créanos, no hay nada que más nos motive, que un grupo de trabajo indefinible, ilimitado y con muchas ganas.

En esa primera vez de la Ciudad Imaginaria, pudimos aprender muchísimo sobre mitos y mitología donostiarra, sobre música punk de los ochenta, bertsolaris, barrios comidos por las ciudades o ciudades que se comen a los barrios, hipódromos, y hasta de lagartijas ancestrales y autóctonas.

Hablamos sobre imaginarios urbanos, sobre identidade(es) nacional(es) y sobre poéticas absolutamente locas que  se generan en la ciudad o en la memoria de los ciudadanos. Vimos películas de Juan Sebantián Bollaín, María Cañas, Alain Resnais, Chris Marker, palabras de Cortázar o vídeos de Nicolas Provost. Ésta fue nuestra humilde aportación. Discutimos sobre todo esto y, afortunadamente, no llegamos a ninguna conclusión. A caso una, que la ciudad imaginaria aún está por construir.

 

Autor: admin
Publicado en: La ciudad imaginaria

Hace unos días volví a San Sebastián donde había estado solamente una vez hace unos 16 o 17 años. De aquella visita, sólo recordaba un museo de cera, un escenario de tumbas, autómatas que  simulaban ser fantasmas ensabanados y miedo, mucho miedo. La muerte, los autómatas y la cera, me di cuenta al volver, sólo eran fruto de una memoria despistada o caprichosa. Estaba claro, la ciudad que yo había imaginado no era real, sin embargo el miedo (y esto puedo demostrarlo) sí.

Este choque brutal con la realidad sucedió después de que sentáramos las bases de un proyecto que titulamos, cosas de la vida, la ciudad imaginaria. Digamos que en todos nosotros existía ya esa resistencia un poco infantil y quizá también un poco idiota, a aceptar la realidad tal y como se presenta ante nuestros ojos (si es que a caso, esa realidad existiera). Así que, si como demuestra esta anécdota de diván, la memoria puede ser tan ficticia y tan DIY, ¿por qué las ciudades no? De esta manera nos empezamos a plantear un proyecto sobre cartografías imaginarias, sobre cómo filmar una mitología ciudadana realizada a partir de imágenes directas, sobre cómo malversar una memoria de lo que nunca vivimos o una previsión sobre lo que no viviremos jamás.

¿Se puede filmar lo imaginario? Esta es la pregunta que lanzamos a modo de desafío para todos aquéllos que quieran instalarse con nosotros en San Sebastián. Quizá alguno de vosotros encuentre ese museo de cera, donde otros solo verán un viejo parque de atracciones mirando el mar.

***

El taller “La ciudad imaginaria” se realizará del 8 de julio al 19 de Julio en las oficinas de Tabakalera, Duque de Mandas, 32, Torre Atotxa.

El desafío al que se enfrentarán los participantes será el de construir un retrato-autorretrato de Donosti a partir de imágenes directas grabadas con sus equipos (teléfonos móviles, cámaras de fotos, etcétera).

El objetivo principal de este trabajo colectivo es reflexionar sobre las posibilidades del montaje, de la reescritura de imágenes y de la construcción de identidades a partir de la mirada del propio ciudadano sobre su entorno, sobre la memoria, sobre el presente y sobre el futuro imaginario de la ciudad.

Esta cartografía pretende reivindicar el poder del discurso mítico. ¿Dónde se encuentran los límites entre aquello que proyectamos y aquello que queremos ver? ¿Se puede configurar el mito a partir de imágenes tomadas directamente de la realidad? ¿Puede una imagen documental servir como material para una ficción poética, alocada o directamente salvaje?

Durante las dos semanas combinaremos proyecciones y reflexión sobre el tema con sesiones prácticas.

Primera semana: Obtención de un banco de imágenes.

Los participantes irán creando con las cámaras de sus móviles un banco de imágenes que retrate espacios, personas y sonidos de la ciudad.

Segunda semana: Creación de mitologías audiovisuales.

Mediante el trabajo de montaje y reflexión sobre esas imágenes obtenidas, los participantes crearán una mitología propia de su entorno más cercano.

Autor: Elena
Publicado en: La ciudad imaginaria
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas