Entradas etiquetadas como cinismo »

“Desde que se quemó el encanto La Habana parece una ciudad de provincias. Pensar que antes la llamaban el París del Caribe. Al menos así le decían los turistas y las putas. Ahora más bien parece una Tegucigalpa del Caribe. No sólo porque destruyeron el encanto y hay pocas cosas buenas en las tiendas. Es por la gente también. ¿Qué sentido tiene la vida para ellos? ¿Y para mí? ¿Qué sentido tiene la vida para mí”
Memorias del Subdesarrollo (Tomás Gutiérrez Alea, 1968)

http://youtu.be/VzzF0S0Is48?t=14m14s

Es muy difícil caminar por las calles de La Habana y no repetir esta pregunta lacónica, definitiva y espeluznante que formula Sergio en su descripción de los primeros años de la revolución cubana.

Aunque no importa, sabiendo que seguiremos mirando esas calles y esas imágenes de gente desconocida con la misma nostalgia del hombre indoeuropeo que todo lo convierte en exótico, en decadente, que seguirá mirando La Habana como si fuera una Tegucigalpa del Caribe. Los europeos allí no hacen retratos, fotografían souvenirs.

Seguro que ya era consciente del cinismo que implica encuadrar determinados espacios con un iPhone y aún así lo hice. Intentando hacer un retrato de Silvestre. Intentando que esa imagen no se convirtiera en un souvenir. A pesar del iPhone, a pesar de esa nostalgia tan incrustada, tan húmeda y tan antigua que arrastra el hombre indoeuropeo que necesita lo exótico para poder mirarse en un espejo. A pesar de todo eso, cuando miro esta imagen sé que la voz de Sergio seguirá repitiéndose en mi cabeza como un eco.

Y no. No sé qué sentido tiene la vida para ellos. Y no, tampoco sé qué sentido tiene la vida para mí.

Autor: Elena
Publicado en: culturas libres
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas