Entradas etiquetadas como cera »

Hace unas semanas me fui a vender velas el día de la Virgen de la Fuensanta con un primo de mi madre. Esta es una tradición familiar que ha pasado de generación en generación en mi familia. Mis abuelos vendieron velas, mi madre y tías vendieron velas, los primos de mi madre ahora venden velas y por alguna razón (sobre todo económica) yo continúo de forma anecdótica y esporádica con la tradición familiar.

Estas imágenes no se corresponden con el día de la patrona de Murcia. Son del día del Corpus Christi en Orihuela, pero más o menos vienen a ilustrar la labor y la finalidad del vendedor de velas.

Desde las cuatro de la madrugada hasta las diez de la mañana del mismo día, estuve custodiando un puesto de velas al que no paraban de acudir feligreses y feligresas con el fin de intentar redimir sus pecados o hacer promesas para recibir algún tipo de milagro. Según la lectura que hice de aquella jornada laboral, la cosa funciona de la siguiente manera: Cuantos más pecados o peticiones, más cera debe arder. Simple y sencillo. La redención al peso.

Autor: carmelo
Publicado en: anecdotario
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas