Entradas etiquetadas como banco central europeo »
5 ago
11

Rodaje #03

Día 10. Tercer espacio a inventariar: el bosque junto a las vias del tren. Comentábamos ayer que parece mentira que en este círculo imaginario que hemos trazado, con un radio menor a 150 metros, nos quepa una avenida principal, una zona residencial que fue un zoo (luego volveré sobre este tema) y un pequeño bosque junto al que pasan unas vías de tren.

El día empezó denso porque la noche anterior se alargó más de lo debido por una de esas sorpresas que a veces te da la vida. En nuestra única salida ociosa por Ginebra nos encontramos con Marieke, una amiga de Elena, a la que le contamos que estábamos mapeando una zona acotada en el barrio de Saint-Jean. Marieke, a la que su padre le había dicho esa misma mañana que vio a unos españoles rodando una película cerca de su casa, ató rápidamente cabos: éramos vecinos. Así que el miércoles por la noche la familia Staub nos invitó a cenar. Allí nos contaron que antes de la II Guerra Mundial hubo un zoo justo en la zona que nosotros topografiamos el primer día de rodaje. De hecho, la terraza donde estábamos comiendo queso y bebiendo cerveza blanca había sido la jaula de los elefantes. El único vestigio que quedaba era una hilera de piedras que sirvieron de cimientos del muro Este de la jaula. Ahora limitaban una parte del huerto. Como estamos en Suiza, la cena empezó a las 19h y terminó (obligados por la lluvia, eso sí) poco después de las 21h. Pero como nosotros somos españoles, nos quedamos echando unas copas y de cháchara en nuestro porche hasta las tantas.

Cuando al día siguiente sonó el despertador a las 05h, nos queríamos morir. Alguno casi lo consigue. Entre la oscuridad, la humedad del bosque y nuestro aturdimiento, las caídas caracterizaron las primeras horas del rodaje. Marcelo se cayó dos veces y una de ellas se abrió la muñeca. Curiosamente, eso pasó en la caída suave. La otra fue realmente espeluznante y nos hizo recapacitar sobre la conveniencia de intentar descender la ladera a lo largo del día. Hubo otras simplemente cómicas, como la de Jorge. María, que se dedicó todo el día a inventariar la vegetación de la zona utilizando nuestro monopie como lanza, no se cayó, o al menos no la vimos. Tampoco se cayó Elena que ideó un sistema consistente en permanecer inmóvil durante todo el día registrando de manera obsesiva sólo lo que la vista le alcanzara. Carlos y Gabriel siguieron con el making of.

Como siempre, hubo división de opiniones, para algunos el sector 3 resultaba muy estimulante, para otros era un sitio monótono. Algunos preferían la quietud del bosque y sus estímulos naturales, otros echaban en falta el tránsito humano y las geometrías de los edificios de la avenida del Aïre. Jorge, en sus intentos de encontrar un lugar tranquilo para mear, se encontró con un reloj, un balón de fútbol y una bicicleta que le hicieron olvidar su propósito inicial y volver al campamento base para mostrar sus hallazgos. Al cuarto intento logró su objetivo. En los momentos de pausa, el 15M, la amenaza de rescate a España por parte del Banco Central Europeo y las manidas primas de riesgo centraron las conversaciones. Percibimos, tal vez por primera vez, que el futuro de lacasinegra puede encontrarse lejos de España.

El día dejó otras anécdotas, como el intento de María por inventariar un cobertizo que parecía abandonado pero resultó no estarlo, o la conversación de  Jorge y Elena acerca de la manera en que debería representarse gráficamente el futuro mapa para que los sistemas de rodaje utilizados pudieran distinguirse. En un momento de desidia, Jorge empezó a utilizar el sonido del obturador como caja de ritmos y nos retó a que adivináramos las canciones que interpretaba. Nosotros no dimos ni una, a ver si vosotros lo conseguís:

A última hora de la tarde alcanzamos la parte más baja de la ladera y nos topamos con una valla que impidió el acceso a las vías del tren. Al caer la noche, Marcelo aprovechó para montar una marcha de un indignado solo por el bosque y Jorge para jugar con una nueva pelota que había encontrado. Cuando la visibilidad ya era nula, utilizamos el iPhone de Carlos a modo de linterna para cerrar la jornada con un teatro de sombras chinas sobre los árboles.

Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas