Entradas etiquetadas como 11S »

espectro(Del lat. spectrum).
1. fantasma (‖ imagen de una persona muerta).

Hoy se celebra el día de S.S.M.M. Los Reyes Magos de Oriente, espectros de nuestra cultura nacional catolicista. Ayer me encontré, como el año anterior, atrapado por la vorágine de padres y niños que volvían a sus casas con los bolsillos repletos de caramelos. Pero bueno, esas es otra historia (al final conseguí llegar a la estación y coger el tren).

Los Reyes Magos me han hecho pensar en el aura fantasmagórica que envuelve a todo lo que viene de Oriente, de lo difícil que es conseguir una imagen clara de esos mitos y espectros que nos agasajan o amenazan. Nadie tiene una imagen de los Reyes Magos, al igual que nadie tiene una imagen fiable de la muerte de Bin Laden, ese último espectro oriental. La leyenda puede agrandarse el año que viene con el estreno de la nueva película de Kathryn Bigelow, a tenor de lo que leo hoy en El País.

La película, de título Kill Bin Laden, se centrará unicamente en los acontecimientos que rodearon la muerte del terrorista y está envuelta en polémica porque su estreno coincide con las elecciones presidenciales de 2012, en las que Obama puede echar mano de su mayor éxito como presidente para conmover al electorado. La administración americana no quiere mostrar las grabaciones que tiene de su muerte, por pudor o por temor a la reacción de la opinión pública internacional, pero se especula con la posibilidad de que se quiera servir de Hollywood para dotar de mayor épica y leyenda a la caza, captura y muerte de Bin Laden entre los americanos de a pie. Digamos que en USA son conscientes del valor de la imagen, pero prefieren echar mano de la ficción que de la realidad, construirse una historia a medida. Igual que en su momento construyeron la cara de Bin Laden a medida con aquella infame imagen que distribuyeron los servicios secretos y que provocaron el resquemor de algún que otro político español. El mismo caso que Los Reyes Magos, cuyos rostros, en el imaginario infantil, están compuestos por los rasgos de todos aquellos que alguna vez se disfrazaron de Melchor, Gaspar o Baltasar.

Además, si los Reyes Magos hicieron su aparición estelar en aquel portal de Belén, el millonario saudí lo hizo aquel 11 de Septiembre de 2001, con su confesión ante las cámaras desde las montañas de Afghanistan. La imagen, o el espectro de Bin Laden (siempre se especuló sobre si estaba vivo o no), está, y estará en nuestro imaginario rodeado de esas montañas desnudas dónde se escondía. Tanto la imágenes del 11S como la confesión de Bin Laden ante las cámaras están y estarán siempre rodeadas de un aura de conspiración. Con una simple búsqueda en Youtube se puede acceder a miles de teorías desmontando tanto el 11S como la confesión de Bin Laden.

La muerte de Bin Laden se ha convertido ya en un clásico moderno sin imágenes (¡en el siglo XXI!). Lo más parecido a una imagen de su muerte que tenemos es la imagen de Hillary Clinton y Obama con cara de susto viendo la operación militar que acabó con la vida del terrorista.

A falta de imágenes documentales de su muerte, el siglo XXI nos permite utilizar gráficos sintéticos para mostrar su muerte, casi como el Machinima, un Call Of Duty “basado en hechos reales”. Aquí algunas versión en 3D de los mismos eventos:

O reconstrucciones basadas en la propia cultura americana o como críticas contra el poder.

O reconstrucciones con influencia cinéfila.

O incluso para reconstruir el aspecto del cadáver de Bin Laden. Miles de imágenes fueron volcadas a la Web tras su muerte, algunas con más acierto, otras con menos.

O las celebraciones y el merchandising derivado.

En definitiva, que se ha creado toda una imaginería y la leyenda crece, como los Reyes Magos, para los que nos empeñamos en crear imágenes de modo que los niños sigan creyendo en ello. ¿Y tú, crees en Bin Laden o no? Yo esperaré a ver la película de Kathryn Bigelow porque lo demás son sólo espectros.

Autor: Carlos
Publicado en:
30 dic
11

Feliz 2011

En este post, mi intención, era analizar un momento importante de 2011 por medio de los diferentes puntos de vista de la gente que asistió al mismo. Llevo todo el día pensando qué momento podía elegir. Se me pasaban por la cabeza momentos deportivos, como la consecución del Eurobasket por parte de la selección española de baloncesto en Lituania, a la cual asistí, alguno de los múltiples Madrid-Barça, o aquel dedazo. Podía pensar en la sesión de investidura de Rajoy, o su sesión de investidura popular en Génova que ya pasará a la historia de las celebraciones. Momentos internacionales, como la muerte de Gadafi, o la de Bin Laden, si hubiera imágenes. El abandono definitivo de la lucha armada por parte de ETA, aunque de este momento sólo tenemos un punto de vista en imágenes, el resto, en palabras. Siria, Egipto, Yemen. Fukushima y el Tsunami.

Por supuesto me he planteado que el momento a retratar, además plagado de vídeos e imágenes, de este 2011, sería la concentración en la Puerta del Sol el 21 de Mayo, seis días después de aquel #15M. Aquello de “Dormíamos, despertamos”. Pero en El País Semanal de mañana y en el Times de hace unos días ya se habló de ello.

Además, en 2011 se cumplían 10 años del 11 de Septiembre de 2001, el acontecimiento más importante del nuevo siglo. Si hacemos un repaso de la primera década del siglo XXI vemos que aquel atentado provocó una reacción en cadena que arrastramos a nuestros días. Ahora parecía que el siglo XXI necesitaba de otro gran evento que volviera a cambiar las reglas del juego.

Pero al final, y repasando 2011, me doy cuenta de que el momento que debía retratar este fatídico, desquiciante, ilusionante, destructivo y esperanzador 2011 pertenecía, de hecho, al 2010. Los últimos momentos de 2010 y primeros segundos de 2011, donde nadie podía imaginar las dimensiones históricas de este 2011, donde nadie podía presagiar que el año de la crisis (al menos en Europa) ya no sería nunca más 2008, sino 2011. Donde la crisis se ha convertido, definitivamente, en el segundo gran evento del siglo XXI coincidiendo con el fin del primero (la muerte de Bin Laden). Donde en política se ha dejado de usar la palabra “Seguridad” y se empieza a utilizar “Austeridad”.

Precisamente en la Puerta del Sol, símbolo inequívoco de este 2011. Los mismos sonidos del #15M pero diferentes reclamos. Dos láseres pelean en el reloj y se reencuentran en los comentarios de Youtube. El mismo momento, diferentes móviles, pero todos desde la inocencia que evoca el nuevo año.






Autor: Carlos
Publicado en:
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas