Entradas en pas à Genève »

Lo prometido es deuda y como lacasinegra es gente de palabra (otra cosa no, pero palabras tenemos de sobra) aquí estamos. Tengo el honor de ser la encargada de redactar el post de conclusiones de nuestro último proyecto Pas à Genève en el que hemos invertido gran parte del verano y que todavía estamos cocinando.

Como en todas familias -las buenas y las malas- en la nuestra los veranos y los trabajos siempre van acompañados de discusiones, momentos de hartazgo y momentos de éxtasis que exaltan la fuerza de la comunidad. No íbamos a ser menos. A lo largo de los 10 días que pasamos en Ginebra y también de los días posteriores en Zaragoza hubo de todo: muchas discusiones sobre las posibilidades del proyecto, cuestiones personales veladas, momentos de gloria que sólo nosotros sabíamos ver y un sentimiento que nos ha motivado (y también desconcertado un poco) hasta la fecha: la incertidumbre sobre los resultados de nuestro experimento audiovisual. Ver el resto de la entrada »

Autor: Elena
Publicado en: pas à Genève
18 ago
11

À Zaragoza

Hace más de una semana que abandonamos Ginebra y nos dispersamos como ladrones que acaban de perpetrar el robo a una gran joyería pero, aunque nos hayamos dado un respiro con el blog, no hemos dejado de trabajar en Pas à Genève. Ahora, otra vez reunidos en Zaragoza, nos disponemos a poner en común el botín audiovisual que obtuvimos en Suiza y a ultimar el mapeado con el que daremos visibilidad a las piezas. Si nuestros planes no fallan, reanudaremos la actividad en el blog el lunes 5 de septiembre con un post en el que expondremos las conclusiones que extraigamos estos días sobre nuestra aventura suiza y un día después presentaremos el mapa audiovisual de Pas à Genève, epicentro del proyecto y lugar donde podréis conocer la topografía a base de imágenes y sonidos que lacasinegra ha llevado a cabo en el barrio de Saint Jean en Ginebra. A partir de ahí, retomaremos nuestra actividad normal de los últimos meses en el blog, con publicaciones diarias de lunes a viernes y alguna sorpresa que tenemos guardada en forma de colaboración. Hasta entonces, intentad no sucumbir ante los cantos de sirena del catolicismo o del antimadridismo e indignaos. Indignaos mucho.

Nota: perdón por la retórica de este post, digna del más casposo de los periodistas deportivos.

Y como avance, una de las piezas de Pas à Genève que estamos cocinando.

Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève
8 ago
11

Rodaje #04

Día 12. Cuarto espacio a inventariar: espacio público (que recoge un colegio, unas canchas deportivas y un parque). El último día de rodaje fue el más duro de todos, y no necesariamente por lo que trabajamos sino porque la sensación que buscábamos de inmersión absoluta en el espacio nos estaba superando.

El sábado a las 05h20 ya estábamos todos en el campo de deportes que hay junto a la casa y que hace las veces de patio del colegio. María llevaba la Canon 550D, Marcelo la 500D y Elena la Flip y la S90. Jorge se sumergió profundamente en el sonido y Gabriel y Carlos siguieron con lo suyo: El making of.

Empezamos con bastante energía, el amanecer es una hora que favorece la imaginación y también las apetecencias horteras como los contraluces, las farolas amarillentas, etc. Así que algunos empezaron por ese camino una jornada que se adivinaba jodida (después de 4 días dando vueltas a la misma zona las ideas geniales empiezan a confundirse con las obviedades). Cada uno emprendió su ronroneo por el lugar y empezamos a cansarnos demasiado pronto. Sobre las 09h ya estábamos Carlos, María, Gabriel, Marcelo y Elena tirados en uno de los bloques de cemento comentando la peli del día anterior (The tree of life de Terrence Malick, para más señas). Jorge siguió con lo suyo. Creo que todos nos admiramos de la capacidad que tiene para la abstracción.

A medida que avanzaba la jornada fuimos siendo conscientes de que el paisaje lo condiciona todo. Sin preverlo nos encontramos haciendo imitaciones de planos de Antonioni (arquitectura obliga), encuadres imposibles entre edificios, nubes y verjas. Jorge, entretanto, seguía a lo suyo. Descubrió en el parque infantil su orquesta sinfónica, y con Marcelo (único miembro con conocimientos musicales) creo una sinfonía de tobogánes, puentes y columpios en Fa menor. María sin embargo se propuso convertirse en una suerte de Peeping Tom intentando emular a David Hemmings en Blow-up escondiéndose entre los arbustos de la zona y grabando a los vecinos que paseaban sus perros, aunque era obvio que la gente la veía. Elena, entre tanto, investigaba los deportes que se practicaban en el parque, y como muestra, esta pieza:

Lo confesamos, en la cuarta jornada de rodaje nuestras fuerzas y nuestras ideas estaban seriamente debilitadas. Así que decidimos abandonar antes de lo previsto la zona. Al llegar a casa se inició, como de costumbre, una larga discusión sobre el alcance del proyecto, sus consecuencias y la manera como íbamos a canalizar todo el material creado (aunque esto lo dejaremos para otros post). Afortunadamente todo terminó en gintonics con los miembros de Laps, que es la asociación responsable de que estemos aquí. Un auténtico placer. Hoy abandonamos la casa. Parece mentira que uno pueda apropiarse de un espacio en tan sólo 10 días. Parece mentira que esta casa sólo haya sido una residencia secundaria.

Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève

Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève proyectos
5 ago
11

Rodaje #03

Día 10. Tercer espacio a inventariar: el bosque junto a las vias del tren. Comentábamos ayer que parece mentira que en este círculo imaginario que hemos trazado, con un radio menor a 150 metros, nos quepa una avenida principal, una zona residencial que fue un zoo (luego volveré sobre este tema) y un pequeño bosque junto al que pasan unas vías de tren.

El día empezó denso porque la noche anterior se alargó más de lo debido por una de esas sorpresas que a veces te da la vida. En nuestra única salida ociosa por Ginebra nos encontramos con Marieke, una amiga de Elena, a la que le contamos que estábamos mapeando una zona acotada en el barrio de Saint-Jean. Marieke, a la que su padre le había dicho esa misma mañana que vio a unos españoles rodando una película cerca de su casa, ató rápidamente cabos: éramos vecinos. Así que el miércoles por la noche la familia Staub nos invitó a cenar. Allí nos contaron que antes de la II Guerra Mundial hubo un zoo justo en la zona que nosotros topografiamos el primer día de rodaje. De hecho, la terraza donde estábamos comiendo queso y bebiendo cerveza blanca había sido la jaula de los elefantes. El único vestigio que quedaba era una hilera de piedras que sirvieron de cimientos del muro Este de la jaula. Ahora limitaban una parte del huerto. Como estamos en Suiza, la cena empezó a las 19h y terminó (obligados por la lluvia, eso sí) poco después de las 21h. Pero como nosotros somos españoles, nos quedamos echando unas copas y de cháchara en nuestro porche hasta las tantas.

Cuando al día siguiente sonó el despertador a las 05h, nos queríamos morir. Alguno casi lo consigue. Entre la oscuridad, la humedad del bosque y nuestro aturdimiento, las caídas caracterizaron las primeras horas del rodaje. Marcelo se cayó dos veces y una de ellas se abrió la muñeca. Curiosamente, eso pasó en la caída suave. La otra fue realmente espeluznante y nos hizo recapacitar sobre la conveniencia de intentar descender la ladera a lo largo del día. Hubo otras simplemente cómicas, como la de Jorge. María, que se dedicó todo el día a inventariar la vegetación de la zona utilizando nuestro monopie como lanza, no se cayó, o al menos no la vimos. Tampoco se cayó Elena que ideó un sistema consistente en permanecer inmóvil durante todo el día registrando de manera obsesiva sólo lo que la vista le alcanzara. Carlos y Gabriel siguieron con el making of.

Como siempre, hubo división de opiniones, para algunos el sector 3 resultaba muy estimulante, para otros era un sitio monótono. Algunos preferían la quietud del bosque y sus estímulos naturales, otros echaban en falta el tránsito humano y las geometrías de los edificios de la avenida del Aïre. Jorge, en sus intentos de encontrar un lugar tranquilo para mear, se encontró con un reloj, un balón de fútbol y una bicicleta que le hicieron olvidar su propósito inicial y volver al campamento base para mostrar sus hallazgos. Al cuarto intento logró su objetivo. En los momentos de pausa, el 15M, la amenaza de rescate a España por parte del Banco Central Europeo y las manidas primas de riesgo centraron las conversaciones. Percibimos, tal vez por primera vez, que el futuro de lacasinegra puede encontrarse lejos de España.

El día dejó otras anécdotas, como el intento de María por inventariar un cobertizo que parecía abandonado pero resultó no estarlo, o la conversación de  Jorge y Elena acerca de la manera en que debería representarse gráficamente el futuro mapa para que los sistemas de rodaje utilizados pudieran distinguirse. En un momento de desidia, Jorge empezó a utilizar el sonido del obturador como caja de ritmos y nos retó a que adivináramos las canciones que interpretaba. Nosotros no dimos ni una, a ver si vosotros lo conseguís:

A última hora de la tarde alcanzamos la parte más baja de la ladera y nos topamos con una valla que impidió el acceso a las vías del tren. Al caer la noche, Marcelo aprovechó para montar una marcha de un indignado solo por el bosque y Jorge para jugar con una nueva pelota que había encontrado. Cuando la visibilidad ya era nula, utilizamos el iPhone de Carlos a modo de linterna para cerrar la jornada con un teatro de sombras chinas sobre los árboles.

Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève
3 ago
11

Rodaje #02

Día 8. Segundo espacio a inventariar. Zona de tránsito y comercial (que incluye un tramo de la Avenida del Aïre y el supermercado de la zona).

Una de las primeras conclusiones que sacamos del primer día de rodaje fue la necesidad de adelantar nuestra llegada a la zona acotada. El primer día, en el momento en que las cámaras empezaron a grabar, el sol ya asomaba en el horizonte. Necesitábamos registrar el amanecer y por tanto decidimos que en esta segunda jornada debíamos estar en la zona, con el botón de grabar presionado, a las 5:30 de la mañana.

A esa hora estábamos en la intersección de la Avenida de los Eidguenots con la Avenida del Aïre. Marcelo, Elena y Jorge grabaron vídeo, María registró los sonidos de la zona y Carlos y Gabriel les grabaron a ellos. Durante las primeras horas Jorge siguió con su sistematización del trabajo, Marcelo intentó aplicar la sistematización a su forma de trabajar, Elena trataba de disfrutar de las imagenes después de un día de sonido y María hacia lo propio con el sonido tras la grabación de vídeo del día anterior. Aquí un ejemplo de los sistemas de Marcelo.

Poco a poco la avenida se fue llenando de coches y las aceras de vecinos. Exceptuando un par de momentos (una señora de Galicia habló con Jorge y otro nos recriminó no darle los buenos días) no hubo mucha interacción entre los transeúntes y nosotros. A mediodía comimos todos juntos, y las opiniones eran diversas, desde el que se sentía más cómodo que el día anterior hasta el que la jornada le estaba resultando una pérdida de tiempo. Por la tarde, el aburrimiento hizo mella en el grupo y la gente empezó a buscar entretenimientos alternativos o formas creativas de grabación. Por ejemplo, Marcelo inventó un nuevo dispositivo uniendo la cámara Flip y la Canon Powershot S90 mediante una cajetilla de tabaco y cinta aislante, al que él mismo denominó cámara de cine bisagra.

Al caer el sol, fuimos dejando de grabar. Nos sentamos en un banco e hicimos recapitulación de la jornada. Alrededor de las nueve de la noche nos llegaron los primeros ecos de que algo estaba pasando en Madrid. Ya en casa nos enteramos de que habían desalojado la Puerta del Sol por la mañana y se había producido un nuevo efecto llamada del movimiento #15M, que por la tarde inundó de nuevo las calles del centro de Madrid intentando acceder a una Puerta del Sol custodiada por la policía. Mientras nosotros volvíamos a casa tras un día registrando el espacio público, en Madrid la gente dejaba sus casas intentando reconquistar el espacio público. Paradoja que acompañó nuestra necesidad de estar en Madrid, necesidad aliviada en cierto modo por Domenico @urbanohumano, que a través de su streaming nos acercó a las calles de Madrid.

La jornada terminó politizada con una discusión sobre marxismo, socialismo y #15M tras la cena. Aunque algunas dudas que nos surgieron el día anterior se habían despejado y otras nuevas habían surgido, el #15M pospuso nuestras conclusiones hasta hoy y, de alguna forma, probablemente las modifique.

Seguiremos informando.

Algunas imagenes de la jornada:

Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève
1 ago
11

Rodaje #01

Día 6. Primer espacio a inventariar: espacio privado (que agrupa nuestra casa y las viviendas colindantes).

Empezamos a rodar a las 6 de la mañana, casi sin darnos cuenta, había amanecido completamente. Jorge, Marcelo y María salieron a grabar con una Canon 550D, una Canon 500D, una cámara Flip y una compacta de fotos, Elena registraba el sonido con un Zoom H4N. Algunos buscaron sistemas precisos de trabajo (el más meticuloso, sin duda, el de Jorge: recoger todas las especies vegetales haciendo batidas en cuadrados de 6 pasos x 6 pasos (a los 3 cuadrados se vio sobrepasado por la tarea)).

La jornada fue muy dura, mucho más de lo que pensábamos, terminamos cuando ya estaba entrada la noche a las 22h. Para que sirva de imagen ilustrativa podríamos decir que la desesperación nos llevó a intentar hacer fuego con dos palillos a las 21h. Durante todo el día Gabriel y Carlos rodaron con dos Canon 7D la primera parte de lo que será el making of de #PasAGeneve.

El primer día de este experimento audiovisual nos ha dejado muchas dudas. ¿Deberíamos poder abandonar el espacio acotado para que sea más soportable? ¿La desesperación y el aburrimiento nos llevará a crear algún proyecto interesante? ¿Es necesario guardar y clasificar todos los brutos generados como material documentado? ¿Habremos conseguido realizar un inventario fidedigno de este espacio? ¿Es posible crear una topografía audiovisual de este agotamiento?

Seguiremos informando, de momento, os dejamos este botón como muestra.

Podéis encontrar más fotos en el álbum de nuestro Facebook.

Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève proyectos

Día 4. Quedan ocho para finalizar la fase de trabajo de campo del proyecto. Una vez definidas las características del mismo y acotada la zona que vamos a topografiar, el siguiente paso es formular la metodología que vamos a emplear para inventariar nuestra Ginebra. En primer lugar hemos decidido que para intensificar la sensación de permanencia sería aconsejable dividir en sectores el área donde se desarrollará el proyecto. Dibujamos así cuatro sectores:


Ver Sectores Pas à Genève en un mapa más grande

A cada uno de estos sectores le dedicaremos una jornada de rodaje que vaya desde el amanecer hasta el anochecer. Ninguno de los miembros de lacasinegra podrá abandonar el sitio durante este período de tiempo. Cuatro de ellos se dedicarán a llevar a cabo el inventariado audiovisual para la elaboración de las piezas posteriores. Tres de ellos con diferentes cámaras (Canon 550D, Canon 500D, iPhone 4, iPhone 3, Flip y cámara compacta de fotos digital Canon PowerShot S90) y un cuarto con el grabador de sonido Zoom H4N. En cada sector se rotarán estas funciones. Por supuesto, nadie tiene la obligación de estar registrando audio o vídeo durante toda la jornada, pueden echarse una siesta o fumar un cigarro cuando quieran, lo único que no pueden hacer es abandonar el sector (la comida se hará en el lugar). Así realizaremos una simulación lo más exacta posible de la experiencia cortando calles en un cortometraje de Gabriel que sirvió como uno de los puntos de partida del proyecto. Esto le da a la propuesta un carácter perfomativo que nos resulta esencial para alcanzar el nivel de empatía sensorial con el entorno que pretendemos experimentar y se adapta al espíritu del proyecto Artisto-touristes.

Los otros dos miembros se dedicarán a registrar con dos Canon 7D, un micrófono direccional Sennheiser MKE-400 acoplado a una de las cámaras y otro grabador Zoom H4N todos los incidentes de este experimento. Este material que podría llegar a constituir una obra autosuficiente, nos servirá también para dar fe de la experiencia y poder analizar posteriormente los fallos que se hayan cometido tanto en el diseño como en la ejecución de la misma. Si todo fracasa, y puede que así sea, quedará el relato épico del hundimiento.

Después de cada jornada de rodaje, vendrá otra de ordenación y visionado del material, elaboración de piezas a partir del mismo -que serán publicadas diariamente en nuestra web- y reflexión sobre la experiencia. Todo el material registrado será almacenado en una base de datos que utilizaremos como punto de partida para la elaboración de la instalación que presentaremos en el marco del MAC 011 en septiembre. Para ser precisos en la creación de esta base de datos, cada uno de los cuatro encargados de inventariar los sectores llevará un plano de la zona donde dibujará el recorrido que llevó a cabo durante la filmación de cada clip y deberá rellenar una ficha con los datos y la descripción del mismo. Hasta aquí la teoría, mañana al amanecer empieza la práctica.

Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève proyectos

Hace unos meses Madeleine Anselmer, crítica de arte, comisaria y gestora del espacio de arte contemporáneo Ex-Machina de Ginebra, nos invitó a participar en el proyecto colectivo Artisto-touristes en el que creadores de distintos orígenes debían construir su mirada sobre la ciudad de Ginebra tras una estancia de duración similar a la de una visita turística. Este proyecto se encuadra dentro de las experiencias de Residences secondaires y se formula así en la documentación que nos han remitido:

Ginebra en verano toma un nuevo aspecto, una nueva fauna hace su aparición, turistas venidos de todos los rincones del planeta y particularmente de Oriente próximo, dan a Ginebra un carácter fastuoso bien lejano de la imagen calvinista que la ciudad ostenta el resto del año. Sin embargo, la Ginebra popular no desaparece. En los barrios, florecen las pequeñas terrazas, los festivales populares (música de verano, Transat, Terrace du troc…) mientras que a orillas del lago, los grandes hoteles cuelgan el completo con los coches más caros del mundo aparcados en sus puertas con matrículas exóticas. Este contraste sorprendente es representativo de la riqueza de la vida ginebrina, diferentes comunidades existen, conviven con esta especie de cortesía característica de la diplomacia helvética. Sabiendo que están estrechamente ligados, los ricos extranjeros aceptan el estilo de vida ginebrino y los ginebrinos aceptan a los ricos extranjeros cuyas cuentas bancarias hacen que las finanzas de la ciudad prosperen.

Ver el resto de la entrada »

Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève proyectos

Aquí viviremos los próximos 10 días.

Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève proyectos
  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas