8 ene
10

el viaje

Hace unos días en el post mapas explicábamos los pasos previos antes de comenzar el viaje por el que nos habíamos reunido en Hellín. Finalmente el 20 de julio, antes del amanecer, salimos a rodar. Regresamos tres días después.

Un resumen podría ser: Provincias de Albacete y Ciudad Real, sur de La Mancha.

otro resumen sería: A-30, N-430, N-301a, N-322, A-31, N-301, N-420, CM-3103, N-310a, A-43

o también: Hellín, Pozo Cañada, Albacete, Barrax, Munera, otra vez Barrax, Las Tiesas, otra vez Albacete, La Gineta, La Roda, Minaya, Casas de Roldán, Casas de las Monjas, Bodega de Serrano, El Provencio, Las Pedroñeras, El Pedernoso, Santa María de los Llanos, Mota del Cuervo, Quintana de la Orden, otra vez Mota del Cuervo y Pedro Muñoz. Pedro Muñoz, Tomelloso, Argamasilla de Alba y Herrera de la Mancha. Herrera de La Mancha, Manzanares y Herrera de La Mancha. Herrera de La Mancha, Argamasilla de Alba, Tomelloso y Pedro Muñoz.

Y Herrera de La Mancha.

Éste fue el resultado del viaje realizado, aunque no era el viaje pretendido. O quizá sí lo fuera, porque en nuestro ánimo estaba vagar aunque ello supusiera no transitar los caminos hacia Daimiel, Campos de Criptana y Alcázar de San Juan, Bolaños de Calatrava y Almagro como estaba previsto en nuestra ruta original dibujada los días anteriores.

Nuestro equipo se reducía a una cámara Canon EOS 500D con dos objetivos zoom de calidad media que nos daban un rango de ópticas de 28mm a 300mm (para el estándar clásico de negativo de 35mm), una tarjeta de memoria de 8 GB, dos baterías, un ordenador MacBook  Pro para ir descargando lo grabado y un monopie que se nos mostró insuficiente la primera mañana, por lo que compramos un trípode barato en Albacete que resultó ser inútil en nuestras manos y para nuestras pretensiones de panorámicas suaves de seguimiento con teleobjetivo.

Nuestra primera parada fue la carretera N-430 que une Albacete con Barrax donde ya habíamos estado días antes, llegamos al amanecer y grabamos desde el coche en marcha y también fuera de él, andando por la carretera y por los campos. Básicamente hicimos el idiota; destrozamos una silla rota que encontramos abandonada en un camino y jugamos al tenis con unas piñas y una raqueta que (no sé por qué) teníamos en el maletero del coche. Hicimos hambre para ir a desayunar a Albacete antes de reanudar la marcha hacia Pedro Muñoz, en Ciudad Real, donde teníamos reservadas dos habitaciones en el Hostal La Parada.

Una vez en Pedro Muñoz la idea era ir tirando para un lado y para otro, siempre por carreteras nacionales evitando, en la medida de lo posible, autovías y autopistas, esperando (y buscando) que sucediera algo. La primera decisión fue ir hacia Tomelloso y desde ahí seguir hasta Manzanares, por error nos metimos en la autovía A-43 y unos kilómetros antes de llegar a Manzanares tomamos un desvío con el único propósito de circular por carreteras secundarias. De pronto estábamos circulando por una carretera sin pintar, con árboles a los lados, que moría junto a una serie de edificios ruinosos.

Aún no sabíamos que acabábamos de llegar a Herrera de La Mancha.

Volver
Autor: Jorge
Publicado en: el viento proyectos

3 Comentarios a “el viaje”

  1. gabriel dice:

    se te ha olvidado comentar lo simpática que era la gente de la provincia de Ciudad Real, sobre todo una de las camareras del hostal.

  2. jorge dice:

    Sí, es verdad. En Ciudad Real eran muy simpáticos. Lo iba a comentar pero no quería hacer comparaciones (por omisión) con la gente de Albacete, simpáticos también, de otra manera.

    (aparte de la camarera del hostal habría que recordar a los empleados de Ferretería Carretero alias no importa ni media, también muy agradables)

  3. gabriel dice:

    “no pasa ni media”

Contestar

  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas