Tras la victoria del Chelsea sobre el Bayern de Munich en la final de la Champions League se ha radicalizado el debate en torno a lo que significa jugar bien al fútbol. En España, donde una gran parte de la población cree que el tiki-taka es el único modelo posible, la prensa ha calificado al Chelsea de equipo mísero, rácanocicatero. Algunos han llegado a acusar al club londinense de campeón del antifútbol e incluso Jorge Valdano ha determinado que sólo existen dos formas de jugar (la creativa y la de fuerza) y las ha identificado con posturas concretas dentro del espectro político (¿podríamos inferir entonces, según las palabras de Valdano, que el Barcelona es la Russian Red de nuestro campeonato en su obsesión por ofrecernos actuaciones bonitas?). Otros con la mente más abierta han tratado de explicar sin fanatismos en qué consiste jugar bien.

Yo, que me alegré del triunfo del Chelsea sobre todo por Drogba, lo único que puedo añadir es que creo en la pluralidad de modelos de juego (incluyendo el catenaccio) y en la validez de cualquier propuesta siempre que sea coherente con las características de los futbolistas y estos la ejecuten correctamente. En resumen, que es muy difícil ganar jugando mal y que no creo que exista un ideal absoluto de belleza -eso depende de los gustos de cada uno-. Otra cosa es que estemos hablando de plasticidad y no de estética, ahí yo -animado por @demierdadesign y @juan_- os propongo esta comparación que nos puede hacer pensar que, tal vez, el Chelsea de Didier Drogba no fue un campeón tan injusto:

Volver
Autor: gabriel
Publicado en: expropiaciones

5 Comentarios a “expropiación #42: El triunfo del antifútbol”

  1. tutuytu dice:

    “Estamos aquí para eliminar una de las grandes armas de manos de las religiones en disputa: le pretensión de ser los poseedores de la auténtica verdad, la única revelación.”
    Dune, Frank Herbert.

    Muchas gracias por el post y por el vídeo.

  2. Compson dice:

    A lo mejor el problema es que no me gusta el fútbol, pero fueron las 3 horas más aburridas de mi vida. Es un suicidio jugar a algo para lo que no estás capacitado. Pero no es lo mismo ver perder a Federer que a Nadal, ni fallar un tiro a Kobe que a Lebron. La estética existe y cada cual disfruta con lo que le gusta; será por ser como soy, pero creo que es más bonito que gane la técnica que el físico y siempre veo en ello algo de “justicia poética”.

  3. Compson dice:

    Por cierto, muy chulo el vídeo. De saber que lo harías me ahorro las 3 horas.

  4. skotperez dice:

    Santiago Segurola cuenta el origen del pensamiento único en el fútbol en esta entrevista de Toni Garrido.

  5. gabriel dice:

    @tutuytu
    Un placer compartir el proyecto de este post contigo.

    @Compson
    Claro, si te aburriste con el partido tampoco te vas a flagelar. Cada uno disfruta con unas cosas, lo que no podemos es invalidar una propuesta que hace vibrar a mucha gente por el simple hecho de que a nosotros no. Yo lo pasé en grande viendo como el Chelsea se defendía como gato panza arriba y se sobreponía al gol en contra casi al final de la 2º parte, al penalty en la 1º parte de la prórroga y a ir por detrás en la tanda de penaltys. No sé, yo es que puedo saborear tanto un eslalon de Messi como un tiro de Cristiano desde 40 metros. De una pared en la frontal del área entre Xavi e Iniesta como de Cannavaro defendiendo como un jabato en el Mundial de 2006. Bueno, puede que disfrute más de unas cosas que de otras pero sé que es algo subjetivo y que habrá otros cuyos gustos sean distintos. Además Drogba se merecía una noche de gloria como ésa antes de abandonar el fútbol de élite. Son muchos años disfrutando de cada balón que baja con el pecho y protege ante el intento desesperado e inútil de los defensas por arrebatárselo.

    @skotperez
    Le echo un ojo a la entrevista y te comento aunque Segurola me da un poco de miedito.

Contestar

  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas