En este caso la expropiación es la palabra, PROTECT ME FROM WHAT I WANT, frase de Jenny Holzer, una artista que convierte las palabras en un elemento artístico más, su obra se basa en utilizar las palabras fuera de su habitat natural dándole un nuevo significado artístico, podéis encontrar más cosas sobre ella en http://www.jennyholzer.com/.

Además esta frase ha sido utilizada por Placebo en una de sus canciones.

expropiación realizada por www.lacasinegra.com

Volver
Autor: Lol
Publicado en: expropiaciones proyectos

6 Comentarios a “protect me from what I want”

  1. elena dice:

    María, mil gracias por demostrar con tu video cómo el contexto transforma cualquier obra. Ni la literatura termina en los libros ni el cine en las salas.
    Tu video es la mejor manera de materializar el espíritu de expropiaciones
    A esto me refería (en parte) cuando hablaba de contaminación y de considerar la poética de las obras más allá de los cajones en los que se suelen almacenar. Si a alguien le interesa, hay una reflexión muy interesante sobre ello en la teoría de los polisistemas:
    http://blog.pucp.edu.pe/item/44979
    También se puede descargar el libro de Even Zohar:
    Polisistemas de la cultura en
    http://www.4shared.com/get/78281706/41f8fb14/46231.html

  2. george cantor dice:

    veo, veo… qué ves? Yo veo una ligera reverencia, seguida de un chulesco remango y un calentamiento cervical… ejercicios axonométricos para una inminente zambullida en la llanura ilunense. Al fondo el talud, sobre el talud la vía y con la vía el camino, el camino a la nada. En cuanto al binomio fémina-poste de hormigón (fragilidad vs. virilidad) qué puedo decir que no lo hayan dicho ya Freud, Foucault o los directores de fotografía de la Hustler.

    Menuda paja mental se ha montado el Cantor, pensarán. Y no van desencaminados, pero qué es la semiótica sino un impúdico ejercicio de onanismo mental. Recuerdo a cierta catedrática lyncheana, discípula de Eco, capaz de unir la velocidad y el tocino con dos secuencias de Mulholland Drive. Partiendo de esta base abro el debate-expropiatorio con su permiso. A escoger dos de tres si es menester.

    a. La palabra alienada. La frase despojada de renglones, subordinadas y puntos suspensivos para formar parte de la aridez manchega y no decir nada de lo que tenía previsto o decirlo todo.

    b. La yuxtaposición de significantes altera el significado. Cierto, de perogrullo pensarán, pero hasta qué punto somos dueños de esa alteración, hasta qué punto el autor es autor.

    c. Suculento platico de migas ruleras se habrán cepillado los de lacasinegra para confiscar tan bien, tan sugerente.

    Y ya paro,
    bonica expropiación

  3. elena dice:

    George Cantor

    nos estás poniendo muy muy difícil despejar la incógnita de tu identidad.
    Acepto el reto del debate expropiatorio y escojo la opción 1, no hay nada que me excite más que un duelo semiótico
    Prometo próxima entrada anunciando tu debate expropiatorio

  4. Álvaro dice:

    Todavía no he leído una teoría de sistemas (sistemas dinámicos, claro, que es lo q está de moda) q no cuente con sistemas dentro de sistemas y sistemas relacionados… no entiendo la necesidad de llamarlo polisistema, cuando la unidad primaria del sistema es el subsistema, la secundaria el vínculo de relación o comunicación y en último término la energía. Nunca el corpúsculo, no hay masa ni cuerpo ni densidad ni volumen, la primera relación energética cimenta el primer nanosistema, imposible que no haya polisistema. El problema de estudiar procesos mediante la teoría de los sistemas cibernéticos es que la entropía es inherente a ellos, en ingeniería los sistemas “autodesorganizados” (que según von Foerster son todo los que se encuentran realimentados) se regulan mediante el trabajo sobre algo tan concreto como las ecuaciones diferenciales que los definen. La aplicación a las ciencias sociales me parece fascinante pero de una complejidad enorme, habrá que tener fe y paciencia según el propio von Foerster “El éxito de las ciencias duras reside en la ventaja de acometer problemáticas blandas” y tiene toda la razón.

    “Nuestro enfoque será mecanicista: no se aducirán fuerzas ni principios que no se encuentren en el universo físico. No obstante, nuestro problema es la organización de lo vivo y, por ende, lo que nos interesa NO son las propiedades de sus COMPONENTES, SINO los PROCESOS Y RELACIONES ENTRE PROCESOS realizados por medio de componentes”(Maturana:De Máquinas y Seres Vivos, autopoiesis de la organización de lo vivo).

  5. Elena dice:

    mmm ¿sistémas dinámicos? ¡qué interesante! no tenía ni idea

    Cuando hablaba de los polisistemas me refería a una teoría que surge en el campo de la teoría literaria y aunque es verdad que incide en las relaciones se encuentra con ciertas “materialidades” inevitables como son las obras “libros” “películas” etc, por eso habla de polisistemas.
    Por eso, y también porque los códigos son distintos en cada uno de esos sistemas, y se contaminan alterando sus estructuras
    bueno, vaya rollo, en fin, tampoco soy una experta, pero miraré eso que reseñas, Álvaro, mil gracias.

  6. Álvaro dice:

    Toda la teoría de sistemas es la misma, se basa en lo mismo, en realidad el problema de la variedad de códigos lo soluciona Nicklas Luhmann creando códigos universales a todos los sistemas, en su caso sistemas sociales. Quizás buscar un paralelismo en una teoría literaria o de los signos te daría juego. Joer tengo que pensar dónde leí sobre eso, porq como buen alemán tiene cada tochazo que no veas. Yo los ojeo a salto de mata, no hay otra forma.

    Un saludo,, yo de semiótica no sé mucho (por no decir nada), pero de teoría de sistemas que es en lo que se ampara el señor Zohar un poquito más.

Contestar

Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas