Hace unos meses Madeleine Anselmer, crítica de arte, comisaria y gestora del espacio de arte contemporáneo Ex-Machina de Ginebra, nos invitó a participar en el proyecto colectivo Artisto-touristes en el que creadores de distintos orígenes debían construir su mirada sobre la ciudad de Ginebra tras una estancia de duración similar a la de una visita turística. Este proyecto se encuadra dentro de las experiencias de Residences secondaires y se formula así en la documentación que nos han remitido:

Ginebra en verano toma un nuevo aspecto, una nueva fauna hace su aparición, turistas venidos de todos los rincones del planeta y particularmente de Oriente próximo, dan a Ginebra un carácter fastuoso bien lejano de la imagen calvinista que la ciudad ostenta el resto del año. Sin embargo, la Ginebra popular no desaparece. En los barrios, florecen las pequeñas terrazas, los festivales populares (música de verano, Transat, Terrace du troc…) mientras que a orillas del lago, los grandes hoteles cuelgan el completo con los coches más caros del mundo aparcados en sus puertas con matrículas exóticas. Este contraste sorprendente es representativo de la riqueza de la vida ginebrina, diferentes comunidades existen, conviven con esta especie de cortesía característica de la diplomacia helvética. Sabiendo que están estrechamente ligados, los ricos extranjeros aceptan el estilo de vida ginebrino y los ginebrinos aceptan a los ricos extranjeros cuyas cuentas bancarias hacen que las finanzas de la ciudad prosperen.


En una lluvia de ideas posterior a la invitación, Gabriel nos contó una experiencia en un rodaje que constituye, en buena parte, el origen de este proyecto. Durante todo un día estuvo cortando al tráfico el acceso a una calle donde se localizaba parte de la acción de un cortometraje. En esta calle, donde jamás se habría detenido por cualquier otro motivo, estuvo parado y solo durante más de 10 horas. Así que terminó fijando su atención en elementos que en un principio le eran imperceptibles. Nos contaba como después de un tiempo, y como si fuera un superhéroe que hubiera desarrollado un radar, percibía la calle de manera muy diferente a cuando llegó. No sólo cambiaba la representación de ese lugar que le venía dado sino su forma de interactuar con él. Se había hipersensibilizado con el espacio creando un vínculo casi sentimental. Además, claro, al ser un rodaje del S.XXI no sólo había una cámara de 35mm, sino cientos de móviles y cámaras de fotos que llevaban a cabo una topografía inconsciente del lugar que seguramente inundaría Facebook a las pocas horas.

Partiendo de aquí tuvimos que pasar por otras referencias que afinaran esta mirada discriminada que queríamos construir. También Perec y su taxonomía infraordinaria iban a marcar la dinámica de este proyecto. La observación que pretendemos construir huye tanto de las imágenes espectaculares como de las marginales (o de esa espectacularización de lo marginal que se ha puesto de moda en los últimos años). Pretendemos reivindicar las imágenes que no aparecen en los álbumes, como esas fotos de nuestro barrio o de nuestra casa que nunca tomamos. Espacios, imágenes, visiones que están tan interiorizadas que han perdido su significado, que son sencillamente funcionales, de transición.

Así que vamos a abordar un experimento que hace tiempo queremos llevar a cabo. Topografiaremos un espacio de la ciudad. Como visitantes de un lugar que no es el nuestro acotaremos un área urbana desconocida decontruyéndola en imágenes y sonidos. Discriminaremos la ciudad entera fuera de ese perímetro, ésa será nuestra Ginebra (en realidad como la de cualquier turista que desprecia todo aquello a lo que no apunta con su cámara). Sin embargo, nosotros nos exigimos prestarle toda la atención a este coto, sólo a este coto, y dedicarle el tiempo que sea necesario a cada detalle. No sabemos cómo grabaremos ni cómo nos relacionaremos con este espacio. No tenemos la certeza, pero creemos que la permanencia y la insistencia en un lugar sin obligado atractivo nos sorprenderá durante el proceso y nos cambiará inevitablemente la percepción. Como cuando repites muchas veces la misma frase y pierde su significado, como cuando miras durante mucho rato una cosa y se difumina, desaparece o te atrapa.

El espacio donde realizar este experimento es (tiene que ser) accesorio. No importará cuál sea hasta que empecemos a trabajar. La premisa básica para la elección del lugar fue huir de imágenes preestablecidas, huir de los discursos dominantes que imponen la interpretación de cualquier sitio. Sean estos discursos de carácter turístico, estético, artístico, socio-político, etc. Una elección como ésta, basada en fugas, sólo puede hacerse no haciéndola. Cualquier decisión está contaminada. La única que tomamos nosotros fue cederlo todo a las circunstancias y determinar y centrar ese lugar donde estuviera nuestro alojamiento durante estos diez días de estancia, lugar del que desconocíamos su ubicación hasta que nos bajamos del taxi. Avenida de los Eidguenots 21, ése es el epicentro geográfico de nuestro proyecto sobre Ginebra que se llamará, como dijo el taxista cuando le indicamos la dirección: “Pas à Genève.”

En este mapa podemos ver la zona acotada donde se desarrollará el proyecto. La casa de Residences Secondaires está en el centro de la zona y el perímetro ocupa alrededor de 150 metros en todas las direcciones desde la casa. Incluimos un pequeño anexo en la parte superior izquierda dónde está el supermercado, lugar que inevitablemente tendremos que visitar en nuestra rutina diaria. La zona acotada incluye un barrio residencial, un colegio, una avenida principal y algunas zonas comunes para practicar deporte, todo ello delimitado por dos grandes avenidas (Avenida del Aire y Camino William-Lescaze) y el límite oeste del barrio de St. Jean-Aire.

Pas à Genève se concluirá en una instalación visual y sonora que presentaremos en el MAC 011. Una instalación que reconstruya espacialmente este trabajo topográfico a través de las imágenes y de los sonidos que relaten nuestro viaje. Un mapa audiovisual y subjetivo en el que el espacio ya no esté acotado por calles ni enunciado por planos urbanos o Google Earth.

Volver
Autor: lacasinegra
Publicado en: pas à Genève proyectos

Contestar

  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas