12 jul
11

diseminados

Una película es aquello que está rodado en celuloide. Una película es esa pieza entre 85 y 140 minutos que se proyecta en una sala de cine. O en un festival. Una película es “el arte de contar historias con imágenes en movimiento”. En fin…casi sin pensarlo se me ocurre una decena de definiciones para el término película. Algunas parecen sacadas de un sobre de azúcar, otras simplemente están ahí en mi cabeza. Quizá las escuché. Otras, las habré leído. Y sin embargo, el término película sigue sin tener una definición específica y universal. Mucho menos con los tiempos que corren.

¿Cómo se define una película hoy? ¿Qué formato tiene que adoptar un proyecto para que sea considerado como tal? No se trata (o no solamente) de las llamadas narrativas transmedia. El hecho de que el formato clásico de película se esté cuestionando cada día de una manera más directa tiene mucho que ver con la concepción de un sistema de producción, distribución y consumo obsoleto.

Ayer Gabriel volvía sobre el viento y exponía una de las maneras de diseminar una misma película (inacabada aún para nosotros y que vuelve una y otra vez y otra vez). La semana pasada presentábamos Capri, nuestro próximo proyecto que también se avecina como proyecto diseminado, que nace de una pulsión pero que no tiene un formato final definido. Casualmente (o no) hoy nos encontramos con 2 nuevos proyectos muy cercanos en el plano sensible a nuestra manera de hacer las cosas: llocs que no existeixen (google earth 1.0) de Isaki Lacuesta e Isa Campo y thisisthename de Rafa Cortés.

En todos estos casos el discurso se presenta diseminado. Ponen, además, un fuerte acento en el proceso de creación y lo que todavía nos parece más interesante: buscan el formato adecuado para una propuesta en concreto. ¿Por qué debería un proyecto cinematográfico hoy doblegarse al formato tradicional de película-de-90-minutos-para-ser-proyectada-en-una-sala?

Para seguir articulando esta cuestión podría haber elegido muchos ejemplos pero hoy he elegido éste. Quizá porque estoy en Barcelona, quizá porque estoy nostálgica, quizá sólo por la rumba.


collection petites planètes • volume 5 • PERET from Vincent Moon / Petites Planètes on Vimeo.

Seguro que este proyecto es ya conocido para muchos. Y a menudo, se toma como ejemplo paradigmático de la relación entre música y audiovisual. Pero creo que hoy lespetitesplanetes sirve para mucho más. Sirve como respuesta a algunas de las preguntas que planteaba Gabriel ayer sobre cada obra y su formato. Sobre piezas constituyentes de un todo más grande y autoconclusivas al mismo tiempo (¿no era algo así el montaje de atracciones?).

Les petites planetes se presenta como colección y no como películas independientes (aunque lo sean al mismo tiempo). Como esos módulos en que se ha construido la era posmoderna (léase por módulos algunos ejemplos desde nuestros dormitorios IKEA hasta las series de tv que vemos on line). Puede usted consumir un sólo volumen de esta colección en función de su tiempo, de su estado de ánimo, de su compañía, de sus soledades, de la velocidad de su conexión. Pero sepa que sólo estará consumiendo la parte de un concepto mucho más amplio.

¿Por qué debería un cineasta pensar siempre en una película (de corta o de larga duración) que requiera de una reproducción lineal y de un montaje único y establecido? Por supuesto cada uno lleva lo suyo y sabrá la respuesta, pero yo cada día estoy más convencida de que esa decisión tiene mucho que ver con el circuito de distribución y exhibición al que nos enfrentamos.

Si un cineasta tiene una aspiración comercial clara, se esforzará porque su producto final tenga un formato concreto que pueda ser distribuido en salas de cine, si su estrategia es menos ambiciosa (desde el punto de vista económico) apuntará a festivales donde la gran mayoría aún exigen formatos competitivos de corto o largo metraje (y algunos también su estreno nacional o internacional).

En cualquier caso parece que algo felizmente está cambiando y que los cineastas están dejando de someter sus discursos a un formato predeterminado. Todo apunta a que empezamos a permitirnos usar distintas herramientas, formas, tiempos e interfaces. Que el cine está empezando a poner sobre la mesa cuestiones más complicadas que las del top manta. En fin, no dejan de ser, cuestiones de forma(s).

Volver
Autor: Elena
Publicado en: dossieres el viento Observaciones proyectos

3 Comentarios a “diseminados”

  1. gabriel dice:

    Muy chulo el texto y muy lúcido el análisis. Para mi gusto te ha faltado recalcar que en estas colecciones modulares como puedan ser ‘Les petites planètes’ la clave está, al menos así lo entiendo yo, en que cada una de las piezas, aparte de ser independiente y autoconclusiva, transmita la esencia que da sentido al proyecto entero. Pero sí, la verdad es que este tipo de propuestas ofrecen una versatilidad en el formato y en el consumo de los mismos que las hacen muy atractivas para la relación tan fragmentaria que mantenemos con internet y la saturación de contenidos que la red nos ofrece.

  2. María dice:

    Peret me ha roto el corazón.

  3. elena dice:

    @ gabriel
    Tienes razón. Estoy de acuerdo contigo en que lo importante de esta colección es que cada pieza es capaz de respetar la esencia común del proyecto, por eso me ha interesado tanto: la tensión entre el relato independiente y el común.

Contestar

  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas