Anoche al regresar a casa tras cenar unos tacos con Gabriel le comenté que estaba un poco agobiado porque tenía que escribir un post en el blog de lacasinegra (este blog) sobre nuestra participación a finales de este mes en un festival artístico en Ginebra. Me había comprometido a ello y debía hacerlo. Mañana (hoy) a las 12:00 el post debería estar publicado. El asunto que quería exponer en el blog era el modo en que nos enfrentábamos desde lacasinegra a este proyecto al que estamos invitados a participar y que se llama “Artistas turistas” (un gran nombre en mi opinión) y que está inscrito dentro del festival Manifestation d’Art Contemporain (MAC 11) . Como decía al principio me sentía (me siento) un poco agobiado por la escritura de este post porque mi intención era que estuviera trabajado con rigor y expuesto con claridad, pero no me veía con tiempo suficiente para cumplir estos objetivos. He de decir que escribir, aunque me gusta, me tensa.

Gabriel me sugirió, al contarle mi preocupación, que escribiera algo, lo que fuera, sin pensarlo mucho y que me olvidara de embeber un vídeo o de adjuntar una foto o de crear un hipervínculo en el post. Que sólo hubiera texto, nada de imágenes ni referencias, nada que ver. Un flujo de texto natural y espontáneo, no muy razonado ni preciso, y que de algún modo dejara a un lado esos vídeos un poco pesados que de vez en cuando ponemos por aquí. Un respiro audiovisual.

Y aunque me sentía (me siento) con la necesidad de estructurar las ideas que tenemos para lo de Ginebra (no tanto para tener un post más como por una urgencia del proyecto), la sugerencia de Gabriel me pareció una buena idea y no necesariamente excluyente con la idea primera. Así que aquí estoy, sin mirar atrás e intentando escribir de corrido aunque esto afecte al rigor y la claridad. Espero, por contra, que ayude a la urgencia del proyecto, al menos que nos ayude a nosotros ante la urgencia del proyecto.

El 27 de julio nos encontraremos en Ginebra las 6 personas que somos lacasinegra para convertirnos en artistas turistas o turistas artistas. Elena vive allí desde hace tres años y todos hemos ido en un momento u otro a visatarla. Todos hemos sido turistas en Ginebra sin tener ningún interés en pisar Ginebra. No sé si alguien habrá medido alguna vez la incidencia de este tipo de turismo (llamémosle turismo amistoso) en el computo total del turismo. ¿Será un porcentaje significativo?, no lo creo.

El caso es que allí volveremos en tres semanas a dar nuestra visión de la ciudad como visitantes. Siempre se habla de dos modos de enfrentarse a un lugar ajeno y desconocido: como viajero y como turista. No hay duda que lo molón es ser viajero y que si casi siempre somos turistas es por falta de tiempo o de ganas de renunciar a ciertas comodidades. Aunque bueno, entendiendo al viajero como aquel que se asimila a los usos y costumbres de los lugareños, quizá en el caso de Ginebra ser turista y no viajero responda más a una falta de recursos económicos.

Tenemos dos líneas de trabajo esbozadas para los diez días que estaremos allí y, ahora lo veo claro, en una somos artistas viajeros y en otra artistas turistas. Ambas parten de una idea común: tomar un lugar acotado dentro de la ciudad y registrarlo visual y sonoramente. Grabarlo todo, todo el rato. Ver como se transforma nuestra percepción de un lugar a cada momento al fijarnos constantemente en los mismos detalles día tras día, como altera nuestro comportamiento y nuestra forma de grabar. Como se hace “importante” un lugar escogido casi aleatoriamente. Las diferencias son otras:

  • Artistas Viajeros: Le lignon es un edificio-barrio que está a las afueras de Ginebra. Mide más de un kilometro en planta y tiene el dudoso honor de ser (o haber sido) el edificio de viviendas más largo de Europa o del mundo, ya no lo recuerdo.  Está en pie desde los ’70. El proyecto aquí tiene dos fases: recopilación de la memoria del barrio en forma de material de archivo audiovisual que nos faciliten los vecinos y registro por nuestra parte de los mismos espacios; para establecer finalmente un diálogo entre quien vive un lugar y quien lo visita.
  • Artistas Turistas: Durante nuestra estancia en Ginebra nos hospedan en les résidences secondaires que debe ser una casa muy bonita con un gran jardín trasero a la vista de las fotos. Ahí viviremos diez días y pasaremos una y otra vez por la calle donde quiera que esté situada la casa. Nuestro planteamiento aquí será darle importancia a esta calle en la que hemos caído por gracia de los organizadores. Usarla como fin mismo de nuestro proyecto eliminando el valor instrumental que siempre tiene para el turista la zona donde habita, de la que huye en cuanto puede para visitar algo más interesante. Es el reverso del viaje turístico a Ginebra en el que no tendremos imágenes de un paseo en barca por el lago Lemán, ni del chorrazo, ni posados delante de los escaparates de la tienda de lujo, ni en la iglesia de Calvino, ni en el salón del automóvil.

En estas estamos y a ver hasta donde llegamos.

Volver
Autor: Jorge
Publicado en:

9 Comentarios a “nada que ver”

  1. gabriel dice:

    Es un poco raro, porque yo siempre he odiado ser turista, pero me apetece más hacer el 2º proyecto.
    Es llegar completamente virgen a observar un lugar, y no lo que siempre se suele hacer, que es convertirlo mediante el audiovisual en lo que tú necesitas que sea o tus prejuicios te dictan.
    Lo microhistórico, lo infraordinario de un rincón anodino… Un lugar que muta porque lo grabas, que nunca elegirías como localización (muerte al paisajismo) y al que nunca le prestarías la menor atención; pero empiezas a grabarlo, y zas, tu percepción de él cambia para siempre. Eso, y analizar como evoluciona y se pervierte nuestra forma de percibirlo y grabarlo a medida que pasan los días, me hace pensar que puede resultar un experimento muy interesante.

  2. Sergio dice:

    Una cuestión de nombres: turistas vs viajeros.

    pág. 12

    http://books.google.com/books?id=oAOEvV4gS_0C&printsec=frontcover&dq=A+prop%C3%B3sito+del+turismo:+la+construcci%C3%B3n+social+del+espacio+tur%C3%ADstico&hl=es&ei=jpETTqX-NsGl8QOo3aD8Bw&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CCwQ6AEwAA#v=onepage&q&f=false

    Es normal que odies ser turista, tu clase social te impide serlo.
    Te recomiendo a Veblen (Teoria de la clase ociosa) y a Bordieu (La distinción)…

    Suerte en Ginebra maestro.
    Un abrazo.

  3. gabriel dice:

    @ Sergio

    Muchas gracias por el enlace y las recomendaciones. Respecto a mi clase social, ¿lo dices porque soy un burgués o porque soy pobre como una rata? Yo es que cada día que paso en este país siento más la paradoja del proletario sin trabajo. Ahora que lo pienso, no me siento ni turista ni viajero, lo único que me ha hecho feliz es vivir en las ciudades (no en todas, claro). Lo que hago es mudarme de una a otra. Viajar, lo que es viajar, viajo muy poco. Ni con romanticismo y sensación de superioridad ni sin ellos.

    Además, lo que se critica del turista no es que sea tonto o no perciba el entorno del lugar que visita, se le acusa de concebir de manera un tanto frívola la virtualidad del viaje. Entendido éste como proceso en el que paga por encontrar exactamente lo que quiere encontrar allá donde va. Eso es lo que le achacan los viajeros, su poca permeabilidad, porque empático sí que resulta. Yo, que ya he aclarado que no me siento ni viajero ni turista, lo que le echo en cara a los guiris de debajo de mi casa que me joden el sueño cada noche es que no respeten a la gente con la que comparten el espacio. Y es que ser guiri es un forma de entender la vida, no una nacionalidad.

    Un abrazo, y a ver si nos visitas pronto.

  4. Diseño de Mierda dice:

    Habría que abrir una tercera vía, la de Artistas Guiris y acabar de una vez por todas con el bienestar suizo

  5. gabriel dice:

    @ Diseño de Mierda

    Apoyo tu propuesta completamente, llevemos el olor a napalm, sexo y alcohol de la calle Cruz hasta algún barrio ginebrino. Comportémonos como guiris y no dejemos dormir a ningún vecino hasta el amanecer. Y luego, volvamos a nuestro lugar de origen y critiquemos todos esos comportamientos en el prójimo. Ah, y por el medio, grabemos algún vídeo.

  6. Sergio dice:

    @gabriel lo de la clase social lo decía para provocar, por supuesto.
    Turistas, viajeros, peregrinos, exiliados, diplomáticos, okupas, neobohemios… ¡nómadas! ¿no es todo lo mismo? ¿Porqué a los immigrantes se les niega el derecho a ser turistas o viajeros? Ahí sí, la cuestión de clase.

    Va, este es muy bueno y corto (y os puede servir mucho para lo que estáis haciendo):

    http://turiscopia.blogspot.com/2009/06/los-nomadas-se-preguntan-cuanto-falta.html

    Por cierto, yo también apoyo la idea de llevar el guirismo por el mundo bienpensante suizo. Y que el aséptico mundo suizo deje de tocarme las pelotas cada verano en Lloret de Mar. ¡Turistas del mundo, uníos!

    Envidia la mía por no estar de garbeo.
    Suerte.

  7. gabriel dice:

    @ Sergio
    ¡Colonicemos Suiza (turísticamente hablando) y obliguemos a los suizos a disfrazarse de ordeñadores de vacas y hacedores de chocolate para que nos hagamos fotos con ellos que nos sirvan de souvenirs!

  8. TERRY dice:

    YO HE ESTADO VIVIENDO EN EL BARRIO GINEBRÉS DU LIGNON…..Y DARIA UN OJO DE LA CARA PARA PODER CONTINUAR VIVIENDO ALLÍ….NO ENTIENDO COMO LOS QUE HAN ESTADO PUEDEN DESPOTRICAR DE UN PAÍS, QUE LES HA DADO TRABAJO, BUENOS SUELDOS, BUENOS PISOS ESTATALES, BUENA ENSEÑAÑZA PARA LOS HIJOS……
    NO ENTIENDO COMO PUEDEN HABLAR MAL DE GINEBRA…
    SI ESPAÑA TOMASE ESE EJEMPLO….OTRO GALLO CANTARÍA….Y NO LA MIERDA DE PAÍS QUE TENEMOS…TUVE QUE VOLVER….MUY A PESAR MIO….
    GINEBRA TENDRÁ OTROS DEFECTOS….PERO PARA VIVIR….ES GENIAL….TRABAJANDO CLARO….
    EN ESPAÑA ….NI TRABAJANDO NOS DEJAN VIVIR

  9. admin dice:

    Hola Terry. Muchas gracias por el comentario. Completamente de acuerdo contigo en lo que respecta a la calidad de vida de Ginebra y a las oportunidades que da a sus habitantes, pero bueno, lo de criticar, ya sabes, es un acto libre. A ver si te animas un día y nos cuentas tu experiencia en el barrio de Lignon.

Contestar

  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas