Cuando leí el post de Elena me llamaron la atención un par de cosas: el comentario de Kiarostami sobre que el cineasta no tiene que explicar su obra y la mención que hace Elena sobre una de sus ultimas obras, el plano fijo (aburrido según ella) de 17 minutos a unos huevos de gaviota.

Pues bien, la semana pasada decidí ir a lavar mi coche, llevaba varias semanas queriendo hacerlo, pero no encontraba el momento. Decidí documentar el proceso de limpieza de mi coche poniendo una cámara compacta encima del salpicadero. Quería tener mi propio plano fijo eterno y aburrido y no tener que dar cuentas a nadie sobre el porqué de las imágenes. Fue un viernes por la mañana, a eso de las 11:00h. Al llegar a la gasolinera observé bastante movimiento para tratarse de una gasolinera situada en el casco urbano de Orihuela, había varías personas lavando sus coches (supongo que por las horas y el idioma en el que hablaban se trataba de inmigrantes en paro) y arreglando pequeñas cosas de la mecánica.

He de decir que el amor que profeso hacia mi coche aún no ha llegado hasta el extremo de meterme a intentar solucionar problemas o a hacer ciertas mejoras en la mecánica, lo más que puedo hacer por él hasta el momento es gastarme un par de euros en echarle agua por encima y rascar con cierta delicadeza, supongo que algún día, cuando tenga un trabajo digno y bien remunerado (lo dudo) llegaré a poder permitirme el pagar un túnel de lavado y puede que incluso mi amor hacia los coches sea mayor y me atreva a limpiar también el interior.

Volver
Autor: carmelo
Publicado en:

Contestar

  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas