He estado una semana en el festival de Rotterdam viendo películas en el cine, viendo películas en la videolibrary, viendo vídeos de youtube en la pantalla del iphone… Intentando, en fin, conectarme a toda costa y en todas partes.

Pese a la cantidad de estímulos visuales recibidos (o quizá por eso) se me hace muy difícil elaborar una lista de recomendaciones o compartir algún hallazgo inédito. Especialmente el año en que el Tiger lo gana una película que lleva unos meses accesible al público español en filmin: Finisterrae (dirigida por Sergi Caballero y producida por Luis Miñarro).

Así que he decidido quedarme, a modo de crónica, con esta anécdota que pude recoger en la puerta del Doeleen (edificio central del festival de Rotterdam) mientras inhalaba toxinas junto a mi amigo Luca.

Allí, ignorantes de las bizarras actividades paralelas que, a menudo, afloran en los festivales,  nos asaltó una voluntaria que ofrecía pulsiones escópicas (?) a través de una especie de prismáticos customizados para la ocasión .

Luca no lo dudó un segundo.  Yo hice como que dudaba aunque ya sabía que no quería ver nada nuevo. Después alguien se unió a la experiencia y advirtió a Luca del riesgo de contagio venéreo a través de los ojos (!).

En fin, como decía, ha sido una edición de Rotterdam muy extraña y creo que Luca lo resume mejor que yo en el vídeo cuando dice:

Fuck! I’m framed!

Volver
Autor: Elena
Publicado en: anecdotario proyectos

Contestar

  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas