Hace dos otoños grabé una boda. Una boda como cualquier otra; con su novia, su novio, sus padrinos, sus excesos de sentimentalidad, su tarta y su vals. Hace unos días, no sé muy bien por qué, me puse a revisar los brutos, a acercarme a ellos con una mirada diferente a la del artesano de videos de celebraciones. Y, para mi sorpresa, descubrí un submundo tras esa primera capa edulcorada que escondía a hombres y mujeres solos, tristes. Sufrientes. Me sentí como el fotógrafo de Blow up. Estaba realmente excitado. Cuando vi el plano del hombre fumando junto al altavoz, no pude evitarlo. En cierto modo, es un homenaje a todos ellos. Yo tampoco disfruté de aquella boda.

música: Fiesta mayor de Joe Crepúsculo (Escuela de zebras, 2008)

cámara: Sony HVR-Z1N

pd: considero que la utilización de estas imágenes -aunque fueron captadas por mí- supone una expropiación porque no fueron concebidas con esa finalidad.

Volver
Autor: gabriel
Publicado en: expropiaciones

Contestar

  • categorías
  • info@lacasinegra.com
  • Licencia Creative CommonsTodas las obras están bajo una licencia Creative Commons.
  • investigación

  • prácticas